El patio de San José objeto del proyecto ‘Vida que te quiero verde’ presenta este aspecto. / E. A.
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha concluido el proyecto ‘Vida que te quiero verde’ en uno de los patios de San José, con la participación de las concejalías de Cultura y de Medio Ambiente, y la colaboración de colectivos del barrio, como alumnos del instituto Giner de los Ríos, a partir del concepto y el diseño del grupo multidisciplinar Hilógicas.

La iniciativa, que cuenta con la cofinanciación de Bankia, se desarrolla en el patio número 1 de la calle de París, el próximo al Parque Infantil de Tráfico o de La Arboleda y el objetivo, según la concejala de Cultura, Marifé Santiago, es convertirlo en un lugar de convivencia y cultura, el mismo del patio situado en la zona alta de la misma calle que fue también objeto de un proyecto similar en 2017.

El hilo conceptual forma parte de un plan global que busca “crear un lugar deseable, atractivo, recurrente, donde quienes vivan puedan disfrutarlo en su contemplación desde la altura (de sus viviendas), o utilizarlo para estar y convivir con el resto de la ciudadanía», según ha explicado el citado colectivo.

Persigue, igualmente, conferirle una nueva condición de espacio blanco, sin contaminación acústica de móviles, promoviendo un lugar de encuentro y de desconexión.

El espacio que se ha remodelado gira en torno a los cinco árboles que ya estaban presentes en él. Entre ellos y alrededor de los mismos se extiende un banco serpenteado, en forma de ave zancuda (avoceta), que vertebra el trazado, concebido como lugar de asiento y descanso, pero también como juego.

La alcaldesa, Clara Luquero, ha informado de que hoy a las doce del mediodía, acompañará al colectivo Hilógicas en una visita al segundo de los patios remodelado en este barrio segoviano, que la regidora considera “ha estado olvidado durante mucho tiempo”, según comentó a finales de la semana pasada en la rueda de prensa en la que se dio a conocer el proyecto de presupuesto del Ayuntamiento para este año.

Controversia

Precisamente, el pasado mes de octubre, el anuncio de esta nueva inversión en un patio de San José motivó cierta controversia y el portavoz entonces de la asociación de vecinos, Francisco Gil, apuntó a otras prioridades “más necesarias” en el barrio.

La aportación de Bankia a este proyecto es de 20.000 euros y el Ayuntamiento acordó una modificación presupuestaria para hacer frente a la cofinanciación del mismo con 28.400 euros.

La concejala de Cultura, Marifé Santiago, salió al paso de la citada controversia, al asegurar que había que aprovechar la oportunidad de colaboración entre el Ayuntamiento y Bankia porque los responsables de la entidad financiera, al igual que hicieron con el proyecto cultural y social de la plaza de Fernán González —la de la pirámide— en el barrio de San Millán, apuestan por apoyar “algún proyecto en la ciudad de los que permanecen, se quedan, no son efímeros sino que transforman el territorio; quieren continuar en esa línea”.