Los trabajos de pintura motivaron el desvío del tráfico en esta avenida a lo largo de la mañana. / Kamarero
Publicidad

Operarios del servicio municipal de Vías y Obras han procedido a pintar la señalización horizontal en el tramo de la avenida de Padre Claret que ha estado en obras los últimos dos meses para sustituir el pavimento de adoquín por otro de asfaltado.

Estos trabajos se han iniciado un día después de que la concejala de Centrados en Segovia Esther Bermejo presentara un ruego en el pleno que el Ayuntamiento de Segovia celebró el pasado lunes advirtiendo que había sido una temeridad abrir el tráfico por el citado tramo antes de proceder a estos trabajos.

Bermejo indicó que el ruego iba dirigido a Paloma Maroto, concejala de Obras, Servicios e Infraestructuras, a quien pidió “que por favor no vuelvan a abrir una calle como Padre Claret sin pintar las líneas ni los pasos de peatones ni absolutamente nada. Ayer —por el domingo— estaba todo abierto de par en par en ambos carriles y, aunque hay una rampita para el paso de peatones no se ve porque no hay ninguna línea pintada. Es bastante inseguro, lo han abierto con premura y podía haber ocurrido cualquier cosa, mi ruego es que no se repita”.

Los responsables municipales decidieron abrir el pasado viernes día 26 a la circulación rodada el tramo comprendido entre el acceso a la calle del Soldado Español y la rotonda de Dionisio Duque (conocida popularmente como de los bomberos) después de concluir los trabajos de asfaltado en esta primera fase del proyecto de renovación del pavimento en la que es una de las vías de la ciudad que más tráfico soporta diariamente.

Maroto explicó el sábado que, aunque el asfaltado se había demorado unos días respecto a la fecha inicialmente prevista —el miércoles 24— debido a la lluvia caída en la primera mitad de la semana, “en cuanto las condiciones meteorológicas lo han permitido se ha ejecutado para dar paso al tráfico”.

En cualquier caso, y advertía entonces de que estaban pendientes los trabajos de pintura de la señalización horizontal, como también en otras vías que han sido asfaltadas ya dentro del plan anual municipal como, por ejemplo, la calle de Berlín en el barrio de San José.

Los trabajos de renovación del pavimento de la calzada de Padre Claret en este tramo comenzaron el 25 de febrero e inicialmente el equipo de Gobierno municipal informó de que el plazo de ejecución era de siete semanas. Finalmente han sido nueve aunque hay que tener en cuenta que ha coincidido con la Semana Santa y que la pluviometría ha sido especialmente intensa durante los últimos días.

Viales Padasilma ha sido la empresa que ha ejecutado las obras tras resultar adjudicataria de las mismas con un coste para las arcas municipales de 91.819 euros.