Contenedor de cartón desbordado
Contenedor soterrado en el recinto amurallado. El mal uso del servicio de cartón comercial genera un impacto visual. / Rocío Pardos
Publicidad

El Ayuntamiento ha identificado hasta 43 puntos problemáticos de recogida de residuos en el municipio, según un estudio que está incluido en el pliego del procedimiento que ha comenzado recientemente para contratar el servicio.

18 de esos puntos son lugares donde los contenedores de residuos provocan un impacto visual, bien por estar ubicados en un entorno monumental, porque se trata de una zona de importante producción de residuos o por incivismo de productores o usuarios.

Algunos de ellos concentran todas estos problemas como, por ejemplo, el situado en el entorno de la Calle Real (Santa Engracia-Cervantes), donde el estudio indica que se produce un mal uso del servicio destinado a la recogida de cartón comercial, a lo que se suma una importante producción de residuos, sobre todo de cartón, incivismo y, por si fuera poco, está situado en el entorno monumental del Acueducto.

Lo mismo sucede con los contenedores soterrados de la plaza de la Artillería (zona oriental del Acueducto), en la travesía del Doctor Sancho y calle del Marqués de Mondéjar (entorno de la avenida del Acueducto), en la plaza del Potro y en la calle de San Frutos (en el entorno de la Plaza Mayor) y en la confluencia de la calle Herrería con la calle de Juan Bravo (entorno de la Calle Real-plaza de San Martín).

En el resto de la ciudad, el principal problema de impacto visual lo genera especialmente el mal uso del servicio de cartón comercial.

Es el caso de la calle de la Infanta Isabel (calle de los bares), donde además también se ha detectado incivismo por parte de productores; en la plaza del Platero Oquendo (entorno de la Calle Real), que también registra una importante producción de este residuo; en la calle de los Jardinillos de San Roque, en la calle de José Zorrilla, a la altura del número 115, donde se han detectado además episodios de incivismo, en la calle Independencia nº 1, en Gobernador Fernández Jiménez nº 16 y en la calle del Jardín Botánico nº 5.

El estudio evidencia la mala ubicación de varios contenedores en entornos monumentales. Además de los ya reseñados, que suman otros problemas, este es el caso de la calle del Marqués del Arco (junto a la Catedral), dos puntos de la avenida del Acueducto (las intersecciones con la calle Gobernador Fernández Jiménez y calle Severo Ochoa) y la plaza de San Esteban, donde además se ha detectado mal uso del servicio de cartón comercial.

Problemas de acceso

Los 25 puntos problemáticos restantes lo son por las dificultades de acceso para los camiones de recogida. En 21 de estos casos el problema es diario y en los otros cuatro, durante los fines de semana.

Gran parte de esas dificultades están motivadas por plazas de aparcamiento de vehículos. Así ocurre, por ejemplo, en la calle de la Dehesa, por los estacionados en curva; calle Morillo, por coches aparcados en zona de carga y descarga; calle Larga, donde está permitido el aparcamiento en batería y si se trata de vehículos largos la calzada se estrecha impidiendo el paso, algo similar a lo que ocurre en la calle Carretas por vehículos mal aparcados.

En otros casos es la propia ubicación de la isla de contenedores. Algunos ejemplos son las de la calle Alonso Sánchez Coello (por el acceso), isla de la farmacia de la calle de José Zorrilla, que obliga a una maniobra marcha atrás peligrosa; en esquina está la de la calle Capitán Perteguer, en San José, mientras la de la calle del Mayo, en Revenga, está en desnivel o la calle San Carlos Borromeo no tiene salida y el camión no puede girar.

No es descartable la recogida ‘puerta a puerta’

El pliego de prescripciones técnicas que regula el procedimiento de licitación del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria establece que se mantendrán las ubicaciones actuales para los contenedores, salvo para los casos considerados como “conflictivos”.

En cualquier caso, los licitadores deben presentar un Plan de Contenerización que incluya también el plan de mantenimiento de contenedores.

En este sentido, además de recoger los puntos problemáticos ya identificados en el estudio municipal, pueden incluirse en este apartado otros que observen los licitadores, en cuyo caso deben ofrecer alternativas o estrategias a seguir “creativas y eficaces, que garanticen un tipo de recogida más adecuado, pudiendo contemplarse la recogida ‘puerta a puerta’, contenedores de quita y pon, etc.

El recinto amurallado debe tener una consideración especial en cuanto a la contenerización de residuos, por sus especiales características.

La finalidad general es una adecuada dotación y ubicación de contenedores para que no se produzca desbordamiento.