Cuatro de los contratos son para operarios jardineros que se destinarán a mejoras en parques y jardines del municipio. / J. M.
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha contratado a 38 trabajadores desempleados para la realización de obras y servicios de interés general y social en diferentes áreas municipales gracias a cuatro programas cofinanciados por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, el ECYL. Se trata de seis trabajadores menos que en 2018.

El concejal de Empleo, Jesús García Zamora, ha explicado que los contratos se firmaron el pasado 27 de junio por un periodo de seis meses (180 días), por lo que permanecerán en sus puestos de trabajo hasta el 23 de diciembre de este año.

La inversión en estos contratos se acerca al medio millón de euros, aportados por las dos administraciones, Ayuntamiento y Junta, a través de estos cuatro programas de empleo: PREPLAN 2019 —plan para hacer frente a los desafíos demográficos—, EXCYL 19 —para la contratación de preceptores de la renta garantizada de ciudadanía y para la realización de obras y servicios de interés general—, EXCYL 35 — también para perceptores de la renta garantizada de ciudadanía pero menores de 35 años— y JOVECYL 19 —para el apoyo a la contratación temporal de personas desempleadas menores de 35 años—.

El Ayuntamiento de Segovia destina aproximadamente 350.000 euros para estas contrataciones, mientras que la aportación del Gobierno autonómico asciende a 160.000 euros.

García Zamora ha añadido que los beneficiarios tienen que ser demandantes de empleo en la Oficina de Empleo de Segovia y los programas están dirigidos a colectivos con mayores dificultades para entrar en el mercado de trabajo: jóvenes menores de 35 años y sin cualificación, mayores de 45 años que carecen de prestaciones y tienen cargas familiares y parados y paradas de larga duración, así como perceptores de la renta garantizada de ciudadanía.

Han sido destinados a diferentes servicios municipales y pertenecen a distintas categorías profesionales.

“Fundamentalmente se trata de informadores turísticos, ayudantes en instalaciones deportivas, oficiales y personal de oficios clásicos: albañilería, carpintería, pintura, mantenimiento, electricidad, etc. para pequeñas obras en la vía pública o en el cementerio, así como alguaciles para los barrios incorporados y la entidad local menor de Revenga y un operario para el albergue municipal de Zamarramala. También se ha contratado a cuatro jardineros y personal para Servicios Sociales o para la pintura de señalización vial”, aclara el edil.

24 puestos gracias al PREPLAN

Este programa de empleo para hacer frente a los desafíos demográficos es el que más contrataciones conlleva, 24: tres informadores turísticos, dos ayudantes de instalaciones deportivas, un oficial para la Concejalía de Patrimonio Histórico, cuatro peones jardineros, un encargado del servicio de Vías y Obras, cuatro oficiales albañiles, dos ayudantes albañiles, dos oficiales de pintura para los colegios públicos del municipio, dos carpinteros, etc.

Al programa EXCYL 19 corresponden otras siete contrataciones: cuatro peones del Servicio de Vías y Obras, dos operarios para el cementerio y un peón albañil para la Concejalía de Patrimonio Histórico.

Cuatro puestos de trabajo se han cubierto gracias al programa EXCYL 35. Se trata de dos alguaciles, un ayudante de pintor para señalización viaria y un operario de cometidos varios para los Servicios Sociales.

Por último, el programa JOVECYL 19 ha permitido contratar a tres menores de 35 años: otro operario para Servicios Sociales un auxiliar administrativo para la Casa de la Lectura y otro ayudante para pintar la señalización viaria.

Alguaciles: operarios de mantenimiento “con don de gentes”

La función del alguacil, más frecuente en el medio rural, es muy valorada en los barrios incorporados y en la entidad local menor de Revenga.

En este caso, los dos alguaciles contratados, según el proyecto presentado por la Concejalía de Desarrollo Tecnológico y Empleo va dirigido fundamentalmente a la realización de oficios básicos de mantenimiento y acondicionamiento de áreas urbanas, que va unido por el destino del puesto de trabajo a la necesidad de interactuar y participar en la vida diaria del vecindario del barrio o entidad local menor, así como a la participación en la organización y desarrollo de actividades estivales que se desarrollan en los mismos.

Entre sus cometidos se incluye el mantenimiento de jardines, limpieza, obras menores de albañilería y es requisito que los alguaciles tengan conocimiento e interés en oficios clásicos de mantenimiento, que sean comunicativos y “con don de gentes y ganas de integrarse en el trabajo diario” de los barrios.