El Alcázar de Segovia es uno de los monumentos más visitados de España. / KAMARERO
Publicidad

El Alcázar de Segovia, uno de los monumentos más visitados de Castilla y León, ha batido este año su récord de visitantes en Semana Santa, al recibir a 39.181 personas desde el Viernes de Dolores al Lunes de Pascua.

Hasta la fecha, 2017 era el año en el se había registrado el mayor número de entradas a la fortaleza durante los principales días de la Semana Santa. Entonces se alcanzó el registro de 36.744 visitas, que ahora ha sido superado con 2.437 turistas más.
El Patronato del Alcázar ha informado a través de una nota de prensa de que el registro de 2019 supone un incremento del 11,37 por ciento con respecto a 2018, es decir, 4.000 pases más.

El Sábado Santo 5.445 visitantes entraron al Alcázar de Segovia, superando así los 5.365 de 2017; el Viernes Santo se registró también una afluencia muy alta de público, con 5.057 turistas registrados; el tercer día de mayor número de visitantes fue el Domingo de Resurrección con 3.881 visitantes.

Tan solo se registró un descenso importante el Jueves Santo con respecto a los datos de 2018, con 1.469 visitantes menos, debido a la mala climatología, según indica el Patronato. El día de menor afluencia fue el Viernes de Dolores, con 1.809 visitantes, aunque esta cifra es, en sí misma, un dato magnífico, ya que supone un incremento del 73,28 % respecto al de 2018, fecha en el que visitaron el Alcázar 1.044 personas.

Ritmo gradual

El Patronato del Alcázar de Segovia ha valorado tanto el incremento global del número de visitantes, como el hecho de que se haya producido un “escalonamiento” de las entradas, permitiendo que la fortaleza haya podido ser visitada si sufrir “grandes aglomeraciones” la mayor parte de los días.

Además, el Patronato asegura que seguirán trabajando para ofrecer un turismo de calidad a todos cuantos se acerquen a la fortaleza, que año tras año se posiciona como uno de los monumentos más visitados de Castilla y León, y también de todo el país.