Fuente: ‘Demografía médica en Segovia’. Colegio Oficial de Médicos de Segovia
Publicidad

El 45 por ciento de los médicos colegiados y activos en la provincia de Segovia tiene 55 o más años. Suman un total de 270 y se jubilarán en la próxima década sin que, con las variables actuales, esté garantizada la reposición de las plazas que quedarán vacantes, una situación que se ve agravada en Atención Primaria, ya que entre los profesionales de Medicina Familiar y Comunitaria la media de edad se sitúa ya en 53 años.

Esta es una de las conclusiones, la más relevante, del estudio ‘Demografía Médica de la Provincia de Segovia’ que ha presentado el Colegio Oficial de Médicos de Segovia. Su presidente, Enrique Guilabert, ha comentado que forma parte de un estudio más amplio, sobre la situación en Castilla y León, que fue dado a conocer en enero, y en este caso ha corrido a cargo de uno de los médicos colegiados en la provincia, Dayro Gutiérrez, asesor metodológico de la Fundación Científica de esta organización colegial y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y en Epidemiología.

Guilabert explica que la finalidad del estudio era poner cifras, cuantificar un problema que los colegios de médicos han detectado y que es común en el conjunto de comunidades autónomas.

De esta manera, añade el presidente del colectivo, esta herramienta puede servir “para buscar soluciones y poner imaginación porque evidentemente en cinco años nos vamos a ver abocados a una situación comprometida”.

Por su parte, Gutiérrez, insiste en que la media de edad del colectivo médico es elevada y califica de preocupante el hecho de que los grupos de mayor edad concentran el mayor número de profesionales en activo, lo que indica que en los próximos cinco y diez años se va a registrar “una ola de jubilaciones masivas”.

Entiende sin embargo, que el estudio puede funcionar como “una herramienta dinámica con la que periódicamente podemos ir haciendo proyecciones de lo que puede ocurrir en unos años”.

De esta manera, puede servir para gestionar “lo que vamos a hacer con estas previsiones, sugerir correcciones a priori, con margen, y no esperar a estar contra las cuerdas al actuar sobre un personal sanitario que no temenos a la vuelta de la esquina porque tardamos once años en contar con este recurso humano”.

Otro aspecto a tener en cuenta es la feminización cada vez mayor de la profesión, ya que dos de cada tres médicos colegiados en Segovia y menores de 55 años son mujeres.

Reposición

El estudio indica que en Medicina Familiar y Comunitaria, con las variables disponibles en este momento —previsión de jubilaciones y convocatorias de plazas de MIR (médicos internos residentes, en formación) durante los próximos diez años se formará solo a una tercera parte de los especialistas necesarios para cubrir las plazas que quedarán vacantes.

Se trata de una cuestión especialmente relevante, teniendo en cuenta que se trata de una especialidad que se concentra en Atención Primaria, que es la entrada de los ciudadanos en el sistema de salud, y en total suma 305 profesionales colegiados (54,8%).

Guilabert abunda en este último aspecto al indicar que “a los profesionales jóvenes hay que fidelizarles, darles una salida profesional y que les resulte apetecible quedarse en Segovia. Ahora evidentemente no les satisface y reponer esa masa de facultativos es difícil porque se necesitan once años: seis de carrera, uno preparando el MIR y hasta cuatro años, dependiendo de la especialidad que escojan, para tener ya la opción a opositar”.

Insiste en que “se trata de jóvenes muy preparados que tienen posibilidades porque no tienen compromisos familiares, hipoteca… Con una movilidad muy grande y hay ofertas muy atractivas, por lo que se pueden marchar y desde la organización médica colegial estamos viendo que año tras año cada vez son más los que solicitan el documento que les facilita la salida de España”.

En general, en Segovia solo se forma el 33 por ciento del personal necesario para asegurar el relevo generacional en los próximos diez años, aunque también hay especialidades como Pediatría, Traumatología, Medicina Interna y Cirugía General, entre otras, donde el número de especialistas que se formará en la próxima década superará al de jubilaciones previstas.

Medio rural

Por otra parte, el impacto de las jubilaciones de los médicos de Atención Primaria durante los próximos cinco años en la provincia será levemente mayor en el medio rural que en el urbano. En este sentido, el estudio revela que en cinco años el 56% de los profesionales de los trece centros de salud rurales de Segovia tendrá 65 o más años, porcentaje dos puntos inferior de media en los urbanos.

A excepción del Centro de Salud de El Espinar, donde de un total de 10 médicos solo 2 tienen 55 o más años, en el resto el porcentaje de facultativos que tienen esa edad o más supera el 50% del total de las plantillas.

En los tres centros de salud de la ciudad de Segovia la situación es también complicada, ya que tienen más de 55 años el 72,7 por ciento de los médicos del Centro de Salud Segovia 2 (La Albuera), el 81,8 por ciento del Segovia 3 (San Lorenzo) y el 86,7 por ciento del Segovia 1 (Santo Tomás).

El presidente de Colegio dice que en pueblos pequeños “los cupos están por debajo de la ratio que le gustaría a un profesional y hoy en día la actividad consiste en trasladarse con un vehículo a consultorios rurales donde no ven casos y se hace mucha burocracia: recetas, etc.”, panorama poco atractivo para profesionales jóvenes “que salen de la facultad con un potencial tremendo y esa alternativa no les atrae”.

Guilabert se muestra poco optimista respecto a las medidas que se están adoptando para conseguir cubrir plazas en el medio rural, por insuficientes, y piensa que “en un momento determinado habrá que cuestionar el modelo asistencial actual y, a lo mejor, en lugar de que sea el médico el que vaya al consultorio, es el paciente el que tiene que asistir a consultorios más grandes y con mejores recursos”.

Apunta, sin embargo, que para eso tiene que haber un transporte colectivo “más accesible, con más frecuencias y agil” y potenciarse, además, “una atención domiciliaria mucho mejor, porque muchas veces no se realiza como nos gustaría por falta de tiempo, cuando el médico está pendiente de cuestiones más burocráticas”.

Dayro Gutiérrez y Enrique Guilabert, en la sede colegial. / Kamarero

Herramienta de trabajo

El estudio ‘Demografía médica en Segovia’ que ha presentado el Colegio Oficial de Médicos de la provincia es un diagnóstico situacional de la población médica colegiada, que contempla variables demográficas y de ejercicio profesional, y muestra la situación que se está produciendo en cuanto a estos recursos humanos de la sanidad pública, así como proyecciones de futuro para que se pongan soluciones a tiempo.