riaza-incendio
Estado en el que quedó la vivienda incendiada en Riaza. / E. A.
Publicidad

Un incendio dañó ayer por la tarde el tejado y la estructura de una vivienda unifamiliar en la localidad de Riaza, haciendo necesaria la intervención de agentes de la Guardia Civil que participaron en la extinción de las llamas, según fuentes del instituto armado. Asimismo, otro siniestro destruyó completamente una casa en Codorniz, donde fue necesaria la intervención de varias dotaciones de bomberos. En ambos casos no se registraron desgracias personales.

En el primer caso la Guardia Civil informó de que las posibles causas apuntan a la combustión de una chimenea que se encontraba sin deshollinar. Por esa razón, aconseja la realización de un mantenimiento continuado de chimeneas y estufas de leña, así como la revisión para evitar incidentes como el ocurrido en Riaza.

En cuanto al incendio declarado en Codorniz, fuentes municipales informaron de que el dueño “había encendido una lumbre baja, salió de casa un momento y cuando volvió la casa ya estaba en llamas”.

Una patrulla de la Guardia Civil alertó del riesgo de que se extendiera a otros edificios colindantes y reclamó la presencia del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Segovia que, en virtud a un convenio con la Diputación, asiste a otros municipios cuando se considera necesaria su participación. Finalmente el siniestro no afectó a otras viviendas y hasta el lugar se desplazaron además desde Coca los bomberos de la Comunidad de Villa y Tierra.

Quema de rastrojos

Por otro lado, agentes de la benemérita han intervenido esta semana en la extinción de otros incendios motivados por quemas de rastrojos que se habían descontrolado y que, además, no contaban con la correspondiente autorización.

Desde la Guardia Civil recuerdan que los responsables de los terrenos donde se realizan este tipo de quemas de rastrojos deben estar presentes en todo momento y contar con una dotación de los medios de extinción necesarios para sofocar cualquier conato de incendio.

Fuerte viento Los bomberos de Segovia han tenido que acudir también a lo largo de esta semana a diferentes puntos de la ciudad por incidencias relacionadas con las rachas de fuerte viento que están afectando a la provincia.

En la jornada de ayer desplazaron una escala con cesta hasta la céntrica plaza de la Reina Doña Juana para asegurar la cubierta del edificio donde estaba la sede de la Dirección Provincial del INSS hasta su traslado en 2016 al barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia.

Otros avisos estaban relacionados asimismo con la caída de tejas y ramas en diferentes puntos del municipio.

Compartir