Disfrutar a golpe de pedal

Dos centenares de cicloturistas participaron en la V Marcha MTB de San Frutos entre Las Hoces y La Lastrilla.

84

Dos centenares de cicloturistas tomaron parte ayer en la V Marcha MTB del Camino de San Frutos, que discurrió entre el Priorato de San Frutos, —en las Hoces del Duratón— y la localidad de La Lastrilla.

Durante cerca de 80 kilómetros, los participantes pudieron disfrutar de los bellos parajes de la provincia, en una agradable jornada marcada por las temperaturas suaves y un día soleado.

Organizada este año por la empresa Intensity Sport, la carrera arrancó en la explanada de San Frutos. Tuvo un pequeño recorrido neutralizado, para comenzar a disgregarse el grupo de participantes estirándolo aquellos aficionados que buscan mejorar sus marcas. El corte de la cinta inaugural lo realizaron los padres de Javier Aragoneses Moreno (‘J’), en cuya memoria se desarrolla la prueba. La organización preparó avituallamientos en Castilnovo, Pedraza y Sotosalbos, para terminar la carrera en La Lastrilla, donde se degustó un suculento cocido.

Momentos antes de la llegada a meta, uno de los participantes, de 49 años, F.G.B, sufrió, al parecer, un problema cardiaco y fue trasladado al hospital de Segovia, donde falleció posteriormente, según indicaron los organizadores.

Al margen de este lamentable suceso, los corredores aseguraron que la ruta del Camino de San Frutos constituye una de las pruebas de referencia especialmente por la belleza de los parajes por los que discurre.

La edición de este año tuvo un recorrido inverso a las de pruebas anteriores. Aún así, y como en otras ocasiones, se superaron las previsiones y debieron cerrarse las inscripciones antes del día de la celebración.

El Camino de San Frutos representa un nuevo recurso deportivo y turístico que nació por iniciativa de EL ADELANTADO DE SEGOVIA con el fin de dar a conocer parte de la provincia, con importantes restos del patrimonio histórico-artístico y natural. Espiritualidad, peregrinaje, naturaleza y gastronomía son algunos alicientes de esta ruta que marcó el patrón de los segovianos, San Frutos. A través de caminos rurales, el recorrido discurre por 22 municipios, partiendo de Segovia y finalizando donde el santo eremita se retiró para dedicarse a la oración y la contemplación. Para ello se han amojonado y señalizado los tramos, que son transitados cada día por más aficionados al mundo del deporte y de la naturaleza, tanto caminando, como a caballo o en bicicleta, como fue la jornada de ayer.

Los organizadores de la prueba de este año han agradecido la colaboración prestada por patrocinadores, ayuntamientos y por numerosos voluntarios.