La exhibición podrá contemplarse en el Centro de Creatividad hasta el 4 de febrero. / Roberto Arribas.
La exhibición podrá contemplarse en el Centro de Creatividad hasta el 4 de febrero. / Roberto Arribas.
Publicidad

La sala principal del centro de Creatividad de la Casa de la Moneda alberga la exposición “Learning by Doing / Branding a Country” cuyos autores son los estudiantes de diseño de IE University. La exhibición, que podrá contemplarse con entrada libre hasta el 4 de febrero, comprende un conjunto de artefactos que han sido realizados por los alumnos en lugares como la Real Fábrica de Cristales de La Granja o el “Fab Lab” de IE University, el espacio de fabricación de IE School of Architecture and Design. Entre las obras figuran vasos, floreros y jarras realizados mediante la técnica del vidrio soplado, manijas refinadas de puertas, estudios de tijeras y diferentes modelos de sillas fabricadas en madera. Además, se muestran los resultados de la clase de diseño visual en la que se ha diseñado la identidad corporativa de una serie de países ficticios.

Organizada por el grado en Diseño de IE University en colaboración con IE Campus Life, la muestra ha sido coordinada por los profesores Andrea Caruso y Ritxi Ostariz, de los estudios de diseño Ciszak Dalmas Design y Estudio Ritxi Ostariz, respectivamente.

Las piezas que se exhiben en Segovia han sido realizadas, por una parte, por estudiantes de la asignatura “Introduction to Design Studio I: Learning by Doing” en la que los alumnos de primer curso dan los primeros pasos en el mundo del diseño, aprenden a montar sus primeros proyectos y comienzan a practicar las habilidades necesarias para ser un profesional en este campo.

Por otra parte, la exposición también recoge obras y análisis de los alumnos de segundo año que han participado en ‘Branding a Country’, un curso que explora todas las diferentes etapas de un proyecto de diseño, desde lo más estratégico hasta lo puramente visual. En concreto, los estudiantes de IE University realizaron una campaña de marca para una serie de países ficticios; la cultura, el idioma o la geografía de este país imaginario fueron el punto de partida para que los alumnos propusieran una bandera, una aplicación web, así como lemas, logotipos y campañas de turismo, entre otros materiales.