8_1nerea-sumillers
Desde por la mañana, los sumilleres se instalaron en la calle El Carmen para mostrar al público su trabajo de decantación, degüelle y cata de aromas. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Los sumilleres de la provincia festejaron ayer la fiesta de su patrón, San Marcial Copero, por décimo año consecutivo. Una fiesta especial, en la que ampliaron el programa de actividades a la mañana, donde organizaron una exhibición de su trabajo en la calle El Carmen.

Para ello, varios sumilleres mostraron técnicas de decantación y degüelle, además de una cata de aromas y sabores, de distintos vinos, principalmente de Oporto, aceites y otros aromas intrínsecos en el vino. Por la tarde, a las 17:00 horas, se reunieron en el restaurante El Cordero para vestir con el mandil a los sumilleres noveles, antes de partir, acompañados de dulzaina tamboril, hasta La Bodega del Babero, donde visitaron a algunos de los miembros de la Asociación de Sumilleres de Segovia; no sin antes pasar por el Acueducto, a tomarse la tradicional foto de familia.

A las 20:00 horas celebraron una misa en la iglesia de San Millán, antes de organizar otra cata popular. Aquí aprovecharon para homenajear a uno de sus compañeros de profesión, en este caso Bartolomé Sánchez, natural de Chinchilla, Aragón. Sánchez ha sido periodista gastronómico y profesor del Máster de Enología y Viticultura de la Universidad Politécnica de Madrid. En la actualidad, es presidente honorífico del grupo Opuswine, editor de las revistas ‘Mivino’ y de la edición española de la revista ‘Vinum’.

El presidente de la Asociación de Sumilleres de Segovia, José Luis Aragüe, más conocido como Mazaca, comentó como la profesión de sumiller está cada vez más extendida por la ciudad de Segovia. “Hemos conseguido que haya alguien experto en vinos en casi todas las casas de la ciudad”, afirmó. Actualmente, cerca de 60 miembros forman parte de la Asociación, que fue la primera en crearse en toda España.

Grandes sumilleres han formado parte de esta agrupación segoviana, como Juan Herrero o David Robledo, que ahora trabajan en importantes restaurantes del país. El objetivo ahora de la Asociación, afirmó Mazaca, es conseguir expandir la profesión entre los más jóvenes, muchos de ellos estudiantes de formación profesional en Segovia. Para ello invitan a todos a participar en sus actividades, como las organizadas ayer durante la festividad de San Marcial Copero.