Exhibición de sevillanas por uno de los grupos de la Asociación de Vecinos ‘San Mateo’. / Nerea Llorente
Publicidad

Nueva Segovia celebró el Día del Barrio, organizado por la Asociación de Vecinos ‘San Mateo’ con una amplia respuesta de los residentes de esta zona de la ciudad, como lo demuestran las casi 400 raciones de paella que se degustaron desde las tres de la tarde en el Parque del Reloj, especialmente en las zonas de sombra, aunque algunas familias optaron por llevarse el arroz a sus domicilios.

A los responsables del colectivo organizador se les veía contentos con la participación de un Día del Barrio que por primera vez ha incluido una verbena cuyo comienzo estaba previsto a partir de las 23,30 horas de ayer sábado, amenizada con la orquesta Pikante, lo que aseguraba una alta participación sobre todo entre los más jóvenes, no solo del barrio sino también de otras zonas de Segovia.

La jornada de convivencia comenzó a las 10,30 horas con la apertura de la decena larga de puestos de un mercado de exposición y venta de productos agroalimentarios y artesanía.

Quienes se acercaron hasta las diez de la noche por la plaza de Espronceda pudieron degustar y adquirir productos como queso de cabra artesano, cervezas artesanales y conservas, encurtidos, aceite de oliva virgen extra o también comprar artículos de bisutería artesanal, chapas de todos los estilos, letreros con nombres (que podían encargarse en este mercadillo) y escudos del equipo de fútbol preferido, libros de segunda mano para todos los públicos y productos textiles (camisetas, bolsas, etc.), así como sombreros y bolsos.

Esta misma plaza fue escenario al mediodía de un exhibición de sevillanas a cargo de los diferentes grupos de edad de la propia asociación de vecinos, un espectáculo que ya se ha repetido otros años con gran éxito.

Un poco más tarde, a partir de las 13,30 horas, el patio de la iglesia parroquial de la Resurrección del Señor, acogió la X Cata de Vino y degustación de jamón serrano, con la colaboración del sumiller Paco Plaza y para los aficionados a los buenos caldos que previamente pagaran un ticket de 5 euros.

Después de reposar la paella en el Parque del Reloj la tarde todavía deparaba muchas actividades, comenzando a las 17,30 horas con una simulación de encierros para los más pequeños del barrio entre esta zona verde y la plaza de Espronceda.

Dentro del ciclo 921Distrito Musical de la Fundación Don Juan de Borbón, que persigue acercar los diferentes barrios de la ciudad, y también a algunas localidades de la provincia, la música contemporánea, en Nueva Segovia se ha optado por un concierto dirigido sobre todo al público familiar, a cargo del grupo Momma y su espectáculo Toombawaia, un cuento musical, en el salón parroquial, coincidiendo precisamente con este Día del Barrio.

La tarde se completó con otra exhibición de baile del grupo de la asociación, desde las 20 horas, y con bailes de salón desde las 21 horas, antes de dar paso a la noche con la verbena de la orquesta Pikante.