Desconcierto sin caos

Ayer fueron talados los árboles plantados entre los números 77 y 85 de José Zorrilla, tramo por el que está prohibido el tráfico.

2

El inicio de las obras de reforma integral de la calle José Zorrilla generaron ayer dudas, desorientación, curiosidad, algo de confusión y cierto desconcierto entre los peatones y conductores que pasaron por esta zona de la ciudad que, sin embargo, no registró importantes problemas de tráfico salvo en momentos puntuales y sitios concretos.

Hubo señales de prohibición de paso que a primera hora de la mañana se colocaron y poco después se quitaron permitiendo el tránsito por la calle Puente de Muerte y Vida al comprobar que no se iba a actuar en esa zona; hubo paneles informativos avisando del desarrollo de las obras que hasta la tarde no se instalaron aunque los cortes de tráfico se estaban aplicando desde las doce del medio día, y sobre todo ayer hubo muchas preguntas, que eran atendidas por policías locales, controladores de la ORA, operarios de Volconsa, —empresa adjudicataria de los trabajos de reforma de la calle José Zorrilla—, y los propios comerciantes de la zona. “¿Pero no está cortado el acceso desde la Plaza de Somorrostro hacia Puente de Muerte y Vida cómo habían dicho?”; “¿Tengo que poner el tique de la ORA?”; “¿Por qué me hacen dar vueltas, sin avisar en el cruce de la calle Antonio Machado con José Zorrilla del corte que hay arriba, si me podía haber desviado por Ortiz de Paz?”, “¿Por qué hay plazas de aparcamiento en Somorrostro inutilizadas?” y una de las más repetidas: “¿Era necesario cortar los árboles?”.

En respuesta a este último interrogante, el concejal de Obras, Tráfico y Policía Local, José Llorente, ha indicado que si bien se van a talar “en toda la obra 40 árboles sin vida, vamos a plantar 146”. Por su parte, el presidente de la asociación Comerzio José Zorrilla, Roberto Manso ha explicado que el Ayuntamiento tenía prevista la supresión de estos árboles (arces negundos), independientemente de la obra actual, porque son de porte grande, poco adecuada para vías urbanas que no sean de gran amplitud, rompen las tuberías y se meten en las ventanas de las casas.

En cuanto a la aplicación de la ORA durante las obras, José Llorente ha asegurado que sigue siendo obligatorio pagar los tiques correspondientes aunque se va a realizar una vigilancia tolerante y permisiva en cuanto a los márgenes de tiempo de estacionamiento. “No vamos a dejar que se deje un coche todo el día sin pagar, pero si a ser flexibles con el que se pase diez minutos del tiempo pagado”, ha señalado el concejal explicando que los vecinos con garaje en José Zorrilla a los que, en un momento dado, la obra les impida acceder a su plaza se les dará una tarjeta para poder aparcar sin problemas en la zona azul.

Respecto a los cortes de tráfico, José Llorente ha indicado que se van a ir haciendo de forma intermitente en las zonas de actuación, para intentar permitir la entrada a los garajes y el desarrollo de los trabajos de carga y descarga, aunque en algunos momentos será necesario el corte total, como ocurrió ayer en el tramo del número 77 al 85 de José Zorrilla. En todo caso, Llorente ha precisado que estas medidas son para residentes y comerciantes, “el resto de ciudadanos debe abstenerse de pasar con coche por aquí”.

Las primeras actuaciones destinadas a transformar la calle José Zorrilla en una renovada avenida comercial se han centrado en la plaza de Somorrostro y en el tramo de José Zorrilla que va desde el número 77, —a la altura con la intersección con la calle Velázquez—, hasta el 85 antes de llegar al acceso desde Teniente Coronel Fernández de Castro. Aunque estaba previsto cortar el tráfico por Puente de Muerte y Vida no fue necesario porque los trabajos se situaron en el centro de la plaza de Somorrostro. De hecho, anoche ni la Policía Local ni el concejal de Obras pudieron precisar si esta medida se adoptará hoy.

En la otra zona de intervención se cerró el paso a las 11.45 horas dejando atrapados en medio varios vehículos que fueron retirados por la grúa. Por la calle Velázquez se desvió el paso de coches, aunque la calle Ortiz de Paz también soportó mucha circulación. Se permitió acceder para trabajos de cargar y descarga por Teniente Coronel Fernández de Castro y bajar, girar y subir por José Zorrilla. Hoy se mantendrán las medidas.