Desarticulada en Segovia una banda criminal dedicada al tráfico de drogas a nivel nacional

Durante la operación, Policía Nacional y Guardia Civil han detenido a cuatro ciudadanos chinos, un vietnamita y una mujer española

La Policía Nacional y la Guardia Civil de Segovia han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas a nivel nacional. En el marco de la operación denominada ‘Oriental-Gupy’, se ha detenido a seis personas de diferentes nacionalidades: una mujer española de 20 años de edad; un hombre de 57 años, de nacionalidad vietnamita; y cuatro ciudadanos chinos con edades comprendidas entre los 36 y los 33 años. Las fuerzas de seguridad han intervenido un total de 560 plantas de marihuana, diferentes elementos y objetos destinados a su cultivo y elaboración, así como un arma corta simulada, pendiente de peritación, y diversa munición. La banda utilizaba para su actividad delictiva, una nave situada en la carretera de Segovia a Espirdo, en el término municipal de La Lastrilla, otra en el polígono de Hontoria y una vivienda unifamiliar de la localidad de Encinillas. La operación conjunta ha sido presentada en rueda de prensa en la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia, por la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, el teniente coronel, José Luis Ramírez, y el comisario de la Policía Nacional, Juan Jesús Herranz, quienes informaron las personas detenidas están siendo investigadas por su presunta participación en los delitos de tráfico de estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico, falsedad documental y organización criminal.

La investigación se inició el pasado mes de abril, encaminada a esclarecer varios hechos delictivos que supuestamente se estaban cometiendo en Segovia y pueblos cercanos a la capital. Las comprobaciones realizadas por miembros de la Guardia Civil, agentes de la Policía Nacional de Segovia y de Fuenlabrada (Madrid), llevaron al convencimiento de que la organización criminal se dedicaba a la elaboración y cultivo de plantas de marihuana para su posterior transporte y venta en diferentes capitales de la geografía española. La fase ejecutiva de la investigación se realizó el pasado día 12 de mayo en las localidades mencionadas. Una vez obtenida la preceptiva autorización judicial, se procedió a realizar las entradas y registros, tanto en las naves como en el domicilio de Encinillas. Una de las naves era el núcleo principal del cultivo de marihuana. Estaba dividida en cuatro espacios pequeños, perfectamente acondicionados para el cultivo de la citada droga (modalidad ‘indoor’), con instalación de extractores de aire, para que el olor de la marihuana no saliese al exterior, y evitar el riesgo de ser descubiertos. Contaba con lámparas de interior de calor, para llevar a cabo un correcto cultivo de las plantas, gran cantidad de sacos de tierra, de abono, botes, garrafas con líquidos de diversas clases, con la finalidad de obtener un cultivo de marihuana de gran calidad.

FuenteJ.H. 
Compartir