Delgado visitó la exposición 'Pasos sin tierra' en La Cárcel./KAMARERO
Publicidad

La ministra de Justicia Dolores Delgado, expresó ayer su confianza en que la situación de bloqueo de la construcción de la nueva sede de los juzgados en Segovia pueda tener fin en los próximos meses para cumplir los plazos establecidos que señalan el año 2021 como el de la inauguración del nuevo edificio judicial en la capital.

Delgado visitó ayer la capital para mantener un encuentro con el Consejo Municipal de la Mujer y visitar las exposiciones ‘Pasos sin tierra’ y el Memorial Democrático en honor a las víctimas del franquismo que pueden verse en La Cárcel Centro de Creación. Antes fue recibida en la Sala Blanca del Ayuntamiento por la alcaldesa Clara Luquero y una representación de la corporación municipal, y firmó en el Libro de Honor de la Ciudad.

En declaraciones a los medios de comunicación –capitalizadas por la voracidad de las cadenas de TV generalistas como La Sexta- Delgado se refirió a la situación del edificio de Justicia, cuya construcción lleva cerca de un año paralizada tras la declaración de concurso de acreedores de la empresa adjudicataria de las obras.

Sobre este aspecto, respondió de forma escueta al asegurar que su departamento “está intentando solucionar las cosas” y apuntó la posibilidad de  “reactivar” los contratos con la empresa, con el fin de que el edificio pueda estar finalizado en 2021, tal y como recogía el proyecto. Esta declaración contrasta con otras informaciones que precisan que el Ministerio trabaja para buscar fórmulas que permitan la rescisión del contrato y la adjudicación a otra empresa para poder continuar las obras.

En clave de política nacional, porque así lo quisieron los medios nacionales,  Dolores Delgado se refirió a la decisión de la Junta Electoral Central de solicitar al gobierno de Cataluña la retirada de los lazos amarillos de apoyo a los políticos presos de las instituciones durante la próxima campaña electoral de las Elecciones Generales. Sobre este asunto, Delgado dejó claro que se retirarán los lazos para garantizar la “rigurosa neutralidad política» de cara a los próximos comicios, y señaló que la Junta Electoral “ha sido clara, y la ley es igual para todos, aunque se pueden presentar recursos”.

“Los lazos se quitarán porque tiene que ser así, la ley es igual para todos”, aseguró la ministra, que aseguró que si la Generalitat no acata esta orden “se le impondrá una sanción”.

Preguntada también por la posible candidatura de Carles Puigdemont como cabeza de lista de Junts per Cat a las elecciones europeas, Delgado quiso ser prudente y reconoció que el expresidente del Gobierno catalán “puede presentarse al igual que otros líderes independentistas presos”, aunque señaló que habrá que cumplir los plazos marcados por la ley si resulta elegido, lo que le obligaría a regresar a España desde Bruselas para recoger su acta de parlamentario europeo.

En este sentido, no quiso precisar si Puigdemont sería detenido al pisar suelo español al ser requerido por la Justicia, ya que existen “varias interpretaciones” sobre en qué momento podría gozar de la inmunidad parlamentaria en el caso de que resultara elegido, y reconoció que es un tema “complejo”.