Alumnos del colegio Fray Juan de la Cruz, en el centro histórico de Segovia, durante el recital que ha tenido lugar en la Casa Museo por la mañana. / Kamarero
Publicidad

Acercar la poesía a los más jóvenes era el objetivo que el Ayuntamiento de Segovia, que este año conmemora el centenario de la llegada de Antonio Machado a la ciudad, con una actividad que por primera vez se ha celebrado en su Casa Museo reuniendo a alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria de ocho centros educativos de la ciudad.

Desde las once horas, el patio delantero de la que fue pensión de Machado durante su estancia en Segovia, entre noviembre de 1919 y septiembre de 1932, se llenó de voces infantiles que recordaron al poeta, fallecido hace ochenta años en Collioure (Francia), donde se había exiliado con su madre, su hermano José y su cuñada al final de la Guerra Civil.

Poemas y canciones se sucedieron mientras desde un tejado cercano un gato observaba con curiosidad el extraño ajetreo de gente tan joven en este rincón habitualmente tranquilo del centro histórico de Segovia.

Durante buena parte del día, Turismo de Segovia, que gestiona las visitas a la Casa Museo, y la Academia de Historia y Arte de San Quirce, como entidad propietaria, han celebrado también una jornada de puertas abiertas, de 11 a 15 horas y de 15.30 a 17 horas, una iniciativa que ha tenido, como todos los años, una buena respuesta tanto de visitantes que se encontraban en la ciudad como de segovianos.

La temperatura, templada para un mes de febrero, ha animado los actos organizados con motivo del 80º aniversario de muerte de Antonio Machado, incluyendo el homenaje organizado por San Quirce que comenzó a las siete de la tarde en el mismo patio delantero de la Casa Museo, muy concurrido. Se trata de una actividad heredada de la Tertulia de los Martes y que tiene su primer antecedente en el homenaje que en el año 1959 brindaron al poeta, ese mismo día, intelectuales españoles al margen del que el régimen franquista organizó en la ciudad de Soria en esa misma fecha.