La actividad del centro fabril militar está garantizada para varios años, según el Ministerio de Defensa./ KAMARERO
Publicidad

La ministra de Defensa, Margarita Robles, confirmó a la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, que su departamento invertirá unos 50 millones de euros en el Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Acorazados 2 (PCMASA 2) de Segovia en los próximos cuatro años.

Virginia Barcones se interesó también por las previsiones de futuro del PCMASA 2 de Segovia, en la reunión que mantuvo con la ministra de defensa ayer.

En la reunión, la ministra explicó que actualmente el Ejército de Tierra se encuentra inmerso en un proceso de revisión de su estructura logística, que incluye la optimización de las funciones desarrolladas por sus Órganos Logísticos Centrales, incluido el PCMASA 2, con la finalidad de alcanzar una mayor eficiencia a medio y largo plazo.

Sin haberse alcanzado aún conclusiones definitivas, sí puede realizarse una estimación de gasto mínimo que el Ministerio de Defensa realizaría en los próximos cuatro años en ese centro y que rondaría los 50 millones de euros, de los cuales, unos 18 millones irían destinados a costes de inversión en tareas de mantenimiento de las familias de Sistemas Acorazados.

De esta manera se disipa cualquier interpretación de que el Ministerio de Defensa tenga intención de realizar ningún tipo de reestructuración o recorte de funcionalidad en las instalaciones segovianas, según

planes de trabajo

Los planes de trabajo del PCMSA subrayan también la garantía de permanencia del centro fabril militar en Segovia, por cuyas instalaciones pasan anualmente cerca de 60 vehículos en los que se realizan labores de mantenimiento y reparación.
En el caso de los TOA, la Base Mixta se encuentra inmersa en el proyecto de transformación de estos vehículos para adaptarlos a las nuevas exigencias de las distintas unidades, lo que lleva a atender cerca de 40 vehículos al año. Asimismo, el parque atiende al año entre 6 y 7 vehículos TOM, que desempeñan sus cometidos en misiones de paz en el extranjero y en la Unidad Militar de Emergencias (UME), y otros tantos VRC Centauro , así como siete ATP-M109.
El trabajo del parque tiene también una importante parte tecnológica de ingeniería e investigación, que supone también un considerable ahorro económico para el ejército. Así, la Base Mixta está apostando por la tecnología 3d para la fabricación de piezas de repuesto de difícil adquisición que permitan la reparación de los vehículos “en el menor tiempo posible”, y que puedan incorporarse a sus unidades en las mejores condiciones.