Cultura y espiritualidad en la segunda etapa del Camino de San Frutos

Un grupo de internos del centro penitenciario d Perogordo continúan su peregrinaje por el Camino de San Frutos. Siguiendo la idea original de EL ADELANTADO, ayer realizaron la segunda etapa, que discurre entre las localidades de Basardilla y Caballar, con un recorrido de 18 km.

Tras recorrer los primeros cuatro kilóemtros, los peregrinos llegaron a Santo Domingo de Pirón, lugar donde en Camino de San Frutos se enriquece con dos ramales, uno que continúa por Pelayos del Arroyo, y la variante de Caballar. Ambos ramales parten del Ayuntamiento de Santo Domingo de Pirón. Desde allí tomaron el camino hacia Tenzuela, donde se detuvieron a contemplar la Iglesia de San Miguel, joya del románico rural segoviano. Continuaron el Camino hasta Carrascal de la Cuesta, siguiendo la senda del “Río Viejo”, atravesando el pueblo y siguiendo las “flechas ” y mojones hasta Caballar.

La entrada a Caballar depara una sorpresa al peregrino. Nada más entrar en el camino que nos lleva al pueblo, a mano izquierda se encuentra la ermita y la Fuente Santa, donde según la tradición se realizan las famosas “mojadas de Caballar”. El lugar invita al sosiego y el peregrino puede descansar un poco antes de entrar en el pueblo y subir a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, románica del siglo Xlll, donde se pueden ver las reliquias de los hermanos de San Frutos, San Valentín y Santa Engracia. Los peregrinos finalizaron la segunda etapa con una comida que les preparó su amigo Santiago Matarranz, “Santi”, que regenta el restaurante segoviano La Juvenil en el barrio del Carmen. Los caminantes agradecen a Víctor, teniente alcalde de Caballar, la acogida que les brindó asi como sus explicaciones sobre todo lo referente a la Fuente Santa.

FuenteEL ADELANTADO 
Compartir