Cuatro municipios ofrecerán el servicio Conciliamos en 2018 y 2019

458
6-1alb.jpg-conciliamos
Cuando acaban las clases, las familias disponen de una oferta de actividades formativas y lúdicas para sus hijos. /A. B.
Publicidad

Los municipios de Segovia, El Espinar, La Lastrilla y San Cristóbal de Segovia mantendrán en su oferta para las familias con niños en edad escolar el programa Conciliamos durante los años 2018 y 2019.

El programa que es fruto de la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y de los ayuntamientos donde se desarrolla, tiene por objeto  el cuidado y la atención lúdica de niños y niñas entre los 3 y 12 años durante las vacaciones escolares de verano, Semana Santa y Navidad, mientras sus progenitores o representantes legales mantienen su actividad profesional. Este servicio que se presta los días laborables no lectivos busca facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral.

La Gerencia de Servicios Sociales de  Castilla  y  León ha anunciado, el pasado jueves día 18 de enero en el Boletín Oficial de Castilla y León,  la  licitación,  mediante  procedimiento  abierto   con  varios  criterios  de  adjudicación  y  tramitación  ordinaria,  para  la  contratación  del  desarrollo del programa Conciliamos en los años 2018 y 2019. Las empresas interesadas tienen hasta el día 30 de enero para presentar sus ofertas. El contrato tiene un valor estimado de 1.936.352 euros (Importe de la licitación sin IVA: 1.760.320) y contempla la aplicación del servicio en 38 municipios de Castilla y León, incluidos los cuatro de Segovia antes citados.

En el pliego de prescripciones técnicas se indica que para poder desarrollarse el programa en una instalación debe haber como mínimo un número de 15 niños. El número máximo de participantes lo fijará el ayuntamiento correspondiente, ya que son las entidades locales las responsables de poner a disposición las instalaciones apropiadas para  el desarrollo del servicio de atención a los niños durante las vacaciones.

 

monitores y niños  La Junta marca una relación dos monitores para atender a un grupo máximo de 30 niños; tres cuando haya entre 31 a 48 menores; cuatro para grupos de 49 a 66; y cinco para 67 a 85 niños. A partir de 86 niños, se irán sumando monitores adicionales por cada 18 niños más o fracción. La Gerencia de Servicios Sociales podrá modificar el número de monitores al alza o a la baja, en función de las características y peculiaridades de los niños participantes, tales como edad, discapacidad, necesidades especiales, así como la tipología de las instalaciones, u otras circunstancias especiales que permitan la optimización de recursos.

Los apoyos necesarios para atender a niños con discapacidad o con necesidades especiales serán determinados por la Gerencia de Servicios Sociales, utilizándose, desde el inicio del programa, la bolsa de horas gratuita que la empresa adjudicataria, en su caso, haya ofertado, hasta el agotamiento de las mismas. Finalizadas éstas, si fuera necesario, se utilizarán las horas remuneradas. La atención de estos niños comprenderá los cuidados higiénicos que pudieran necesitar.

Al existir una gran variedad en las edades y capacidades de los participantes en el programa, deberán hacerse agrupaciones por los monitores según sus edades, recomendándose grupos entre los más pequeños y los mayores para la realización de actividades específicas.

 

 

Compartir