Noemí Otero vota en las elecciones municipales. / Nerea Llorente
Publicidad

Sorpresa, pero sobre todo cautela, es lo que se desprendía dentro de las filas de Ciudadanos en Segovia poco después de conocer las conclusiones del acta redactada por la Junta Electoral de Zona, que merma las posibilidades de la formación naranja a la hora de influir en el futuro Gobierno provincial.

«Siempre nos hemos expresado en términos de prudencia en estas cuestiones y seguimos haciéndolo. Lo que sí es cierto es que la Junta Electoral de Zona ha seguido un criterio contrario al que han seguido sus homólogos en otras provincias, como pueden ser Valladolid o Palencia, donde sí se han aceptado las coaliciones de partidos sin ningún problema. Lo que se ha buscado es que prevaleciera la intención de los electores y en el caso de Segovia está claro que se votaba a Izquierda Unida, aunque no es lo que han estimado», opina la portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Segovia, Noemí Otero.

La concejala considera, en cualquier caso, que es a Izquierda Unida a quien le corresponde «dar por buenos o no estos resultados». Unos resultados que por ahora cerrarían la puerta de la presidencia provincial a los naranjas.