08-1-cruz-roja-junta-general-juventud
Los voluntarios que participaron en la Junta General de Cruz Roja Juventud posan en una foto de familia./ EL ADELANTADO
Publicidad

Tras la aprobación de la nueva ley del Voluntariado, en el que se recoge la bajada de la edad de participación en oenegés y asociaciones a los 12 años, los colectivos que se surten de voluntarios para llevar a cabo sus proyectos asistenciales y educativos comienzan a adaptar sus estructuras para aprovechar esta medida e incorporar miembros activos con los que poder llegar de forma más directa a la infancia.

Cruz Roja Juventud ha encontrado en Segovia la fórmula a aplicar en la sección juvenil de la oenegé tras la celebración de la XVI Junta General, en la que han participado más de 160 voluntarios pertenecientes a delegaciones de toda España, que dedicó gran parte de su trabajo a analizar la nueva situación del voluntariado infantil y las perspectivas de futuro.

Rocío Saavedra, coordinadora estatal de Cruz Roja Juventud, explicó que el modelo a aplicar en la organización se realizará a través de foros específicos que se constituirán en las distintas asambleas locales y provinciales donde haya voluntarios infantiles, con el fin de que ellos mismos puedan decidir de forma autónoma sobre sus actividades. Así, señaló que estos foros llevarán en paralelo una línea informativa y formativa que permita a los chavales “poder contar con elementos de juicio suficientes para decidir sus líneas de trabajo, reforzando sus competencias y creando itinerarios para la realización de actividades”.

La coordinadora señaló que el papel del voluntariado infantil puede resultar muy útil como agentes prescriptores proactivos en modelos de conducta en casos como el acoso escolar. De este modo, señaló que “no es lo mismo que un joven ya formado o un adulto explique a los niños los problemas derivados del acoso escolar que sea un niño el que lo haga desde la misma perspectiva que sus propios  compañeros”. Como ejemplo, señaló que el uso de las nuevas tecnologías, al que acceden de forma más temprana, puede servir para ayudar a detectar casos de esta índole con el uso aparentemente trivial de los emoticonos en mensajes a través de las redes sociales o la mensajería automática.

La propuesta de creación de estos foros será trasladada  al Consejo Nacional de Cruz Roja, que será quién determine los plazos y la forma de aplicación, en un plazo que no superará los tres meses, según explicó Saavedra.