05-1kama
La arqueóloga Clara Martín (izqd.), ayer junto a personal del Ayuntamiento y de la empresa que ejecuta las obras. / KAMARERO
Publicidad

Como informó El Adelantado el pasado día 30, las obras de urbanización integral de la calle de San Juan han descubierto restos arqueológicos pertenecientes a la Muralla en la zona superior de la cuesta, donde se ubicaba una de las cinco puertas de acceso a la ciudad amurallada, la de San Juan.

El Ayuntamiento ha confirmado el hallazgo, aunque la alcaldesa, Clara Luquero, lo restó importancia ayer en rueda de prensa, al asegurar que “estaba previsto en el propio proyecto, lo sabíamos porque hace 30 años se derribó y había restos”.

El Gobierno municipal socialista ha programado para esta mañana una visita a los restos encontrados en San Juan, en el que participarán la alcaldesa, junto a la arqueóloga que realiza el seguimiento arqueológico de las obras.

La concejala de Obras, Paloma Maroto, ya había comentado que el aspecto más destacable en el ámbito arqueológico de esta intervención municipal era la posibilidad de encontrar restos de la antigua Puerta de San Juan de la Muralla. Quiso advertir de esta circunstancia cuando presentó las actuaciones a realizar antes del inicio de las obras de urbanización.

Sin embargo, durante la semana de fiestas en la ciudad, la concejala explicó a El Adelantado que a pesar de la aparición de restos en la zona más sensible desde un punto de vista arqueológico, era pronto para aventurar que efectivamente pertenecieran a la Muralla o al citado arco destruido a finales del siglo XIX para ensanchar la calle. Finalmente, los trabajos realizados hasta el momento indican que se trata de restos de un cubo medieval de la misma.

La de San Juan era una de las cinco puertas de la Muralla segoviana, de las que se conservan tres: San Andrés, San Cebrián y Santiago. La otra ya desaparecida era la de San Martín. En su libro ‘Las calles de Segovia’ (1918), Mariano Saez cuenta que al final de la calle, entre el petril que salva el desnivel y “las fuertes defensas de la Casa de Segovia”, estaba “la puerta llamada de San Juan, un arco ornamental del siglo XVI”, derribado en 1888.

Compartir