Condena de 11 años a un varón por abusos sexuales sobre dos menores

Al hombre, de 35 años, se le imputa también el haberles suministrado marihuana

785

La Audiencia Provincial de Segovia ha condenado a un hombre de 35 años cuya identidad responde a las iniciales J.D.C.G., a once años y un día de prisión, como autor de sendos delitos de abusos sexuales continuados a dos menores de 16 años. Además le impone otra más de un año y un día de cárcel por suministrarlas marihuana.

Según recoge la sentencia, los hechos probados habrían ocurrido en abril de 2017, cuando el condenado inició una relación sentimental con una menor, de 14 años en esas fechas y con la que mantuvo relaciones sexuales “consentidas y con penetración vaginal”, en al menos cuatro ocasiones, en sábados de los meses de abril y mayo, en el domicilio del condenado.

La menor consumía marihuana en esas ocasiones, suministrada por J.D.C.G., sin que conste que eso influyera en la relación de consentir las relaciones. La relación cesó al ser descubierta por la madre de la menor. Ambas denunciaron los hechos ante el Juzgado número 3 de Segovia el 18 de julio de 2017.

El condenado, originario de Palencia, pero que vivió en Carbonero el Mayor y luego en Cantimpalos, se juntaba a menudo con el grupo de jóvenes en el pueblo. Así al terminar la primera relación por la presión familiar, inició una nueva relación de pareja con una amiga de la primera víctima, ésta de 15 años en ese momento, “con un grado de madurez escaso” y con la que llegó a manetener relaciones sexuales en tres ocasiones, “con penetración vaginal”. Entre ellas, mediaron “entre dos y cuatro días”. La primera tuvo lugar en la tarde del 17 de junio, después de que J.D.C.G. quedara con ella “en un parque próximo a la piscina de Cantimpalos” y proponer que fueran al domicilio del acusado, que también suministró a esta menor porros de marihuana. La relación concluyó al ser vista por unos familiares, en compañía del condenado, y hacérselo saber a la madre de la menor. Ambas formularon denuncia, ante la Guardia Civil de Cantimpalos el 12 de julio de 2017.

En un auto de ese mismo día el Juzgado prohibió a J.D.C.G. aproximarse a menos de 150 metros a esta segunda menor y, desde el 24 de julio de 2017, el ahora condenado se encontraba en prisión preventiva por esta causa.

En principio, el hombre se enfrentaba a una pena de 21 años, que era la petición de la Fiscalía. Pero se rebaja dicha pena por desconocer el hombre la edad de consentimiento. Según la sentencia, el acusado actuaba con un criterio equivocado en la ignorancia de la antijuricidad de su conducta, es decir, que él pensaba “que su comportamiento era lícito, pero vencible porque podía haber conocido que no lo era”.

Además de las dos penas de prisión, la Audiencia Provincial de Segovia le impone la prohibición de aproximarse a las víctimas durante cinco años. Igualmente las tendrá que indemnizar en la cantidad de 3.000 euros a cada una. Por otro lado, se le condenado a la pena de un año y un día de cárcel, como autor de un delito contra la salud pública.