concentracion-prisiones
Los trabajadores de la prisión de Segovia, durante la protesta. / EL ADELANTADO
Publicidad

Los trabajadores del centro penitenciario de Segovia realizaron ayer por la mañana una concentración a las puertas de la propia prisión “en respuesta a los gravísimos incidentes que sucedieron en la concentración del pasado día 17 de mayo en la prisión de Morón, donde resultaron heridos más de veinte compañeros, uno con consecuencias muy graves, tras la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, aseguran desde el sindicato CSIF, que manifiesta su “solidaridad con los compañeros heridos”.

La protesta de ayer fue convocada por los sindicatos Acaip, CCOO y UGT por los hechos referidos. Según explicaban los convocantes, “a pesar de contar con todas las comunicaciones y autorizaciones, el Ministerio del Interior, a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, intentó, con el uso desproporcionado de la fuerza y aplicando una brutalidad incomprensible e intolerable, impedir por todos los medios que se celebraran las concentraciones de protesta”.

Los sindicatos calificaron la carga policial de “uso indiscriminado y brutal de una fuerza física desmedida” y lamentaron el estado en el que se encuentra Daniel, que “está ingresado como consecuencia de una actuación salvaje, que le propinó un tremendo e impresionante golpe con la porra en el ojo derecho reventándoselo literalmente”. De hecho, ha perdido la visión a consecuencia del golpe.

Por eso, durante la concentración de ayer en el centro penitenciario de Segovia pudieron verse varios carteles en los que se leía ‘Todos somos Daniel’, ‘Negociación sí, represión no’ o ‘Prisiones no se merece tener este ministro’. Asimismo, se pedía la dimisión del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y de Ángel Yuste, máximo responsable de las prisiones españolas.