Compromiso y responsabilidad

Bajo este lema, el Colegio Oficial de Médicos de Segovia celebró ayer su festividad de San Cosme y San Damián, en la que se premió tanto los trabajos de investigación como la labor realizada por los colegiados más veteranos

2

Con motivo de la festividad de San Cosme y San Damián, el Colegio Oficial de Médicos de Segovia celebró ayer por la tarde en el Hotel Cándido su tradicional entrega de premios a las mejores publicaciones científicas, así como el homenaje a sus colegiados que han cumplido 25 años de profesión y a los jubilados, alcanzando la denominación de ‘honoríficos’.

Comenzó el acto el presidente del COM, Enrique Guilabert Pérez, con un discurso en el que agradeció tanto a todos los presentes como a los homenajeados por su labor en el sector. También alabó el trabajo de los médicos ya jubilados, que deberían ser “igual o más valorados” que el resto de los pacientes al asistir a una consulta médica.

La sanidad no puede olvidar los recortes que desde el Gobierno se han hecho en sus servicios, hace ya unos años con el comienzo de la crisis, pero que siguen vigentes y afectan de manera notable al trabajo de los colegiados. Guilabert mencionó también este tema, asegurando que aún así los médicos “continúan ejerciendo su labor sin olvidar el compromiso con los pacientes, así como la defensa de la calidad”. Los médicos “exigen” la devolución de su poder adquisitivo, según aseguró el Gobierno del país, y que esta esté “ajustada al grado de responsabilidad”.

Continuando con el acto, el turno fue para Marina de la Infanta Pérez, vicepresidenta primera del Colegio y vocal de médicos de Atención Primaria. Esta se refirió a su campo, que “necesita potenciación”. Pide soluciones por parte de las administraciones. “Con palabras no se solucionan los problemas, es necesario pasar a los hechos”, aseguró. También mencionó la necesidad de implantación de la receta electrónica, para disminuir la carga de trabajo entre los colegiados y beneficiar la rapidez del servicio.

El vocal de médicos de Atención Hospitalaria, Graciliano Estrada Trigueros, también tuvo su turno para dirigirse a sus compañeros, en el que mencionó los temas tratados en las distintas asambleas de los vocales de todas las provincias, como fueron la troncalidad, pensiones, trabajadores eventuales e interinos, etc.

Agradeció también el trabajo a todos los ex presidentes de la Asociación Científica Segoviana, que echa el cierre tras muchos años de trabajo y cederá sus medios a la Fundación Científica del Colegio Oficial de Médicos para que continúen formando a los profesionales, como manifestó Estrada.

Por último y antes de empezar la entrega de premios, Juan Javier Manzanares Sacristán, presidente de la Fundación Científica, dedicó unas palabras a los presentes, manifestando esa “sensación agridulce” que le quedaba. La parte buena, para Manzanares, fue el poder homenajear a aquellos que trabajan tan bien en una provincia tan pequeña como Segovia; aunque, sin embargo, le quedó “una espinita” por no poder premiar a todos aquellos que habían presentado sus trabajos científicos al concurso de la Fundación.