Un especialista procede al embalaje de la escultura desde un plano de trabajo a sus pies. / Kamarero
Publicidad

Los trabajos de embalaje de la escultura de la Virgen del Acueducto han comenzado a 20 metros de altura, como paso previo al desplazamiento de la escultura desde la hornacina del monumento en la que se encuentra hasta un plano de trabajo, una plataforma en el andamio, desde donde se procederá esta semana a bajarla con una grúa exterior de brazo mayor para su traslado a un taller de restauración.

Desde la Concejalía de Patrimonio Histórico han indicado que todo el operativo diseñado supone una intervención “compleja y delicada que exige de la utilización de unos medios excepcionales”.

El estado de conservación de esta talla del siglo XVI, de piedra caliza, que ha estado sometida a los efectos de los fenómenos meteorológicos durante casi 500 años, al encontrarse a la intemperie, ha aconsejado realizar la restauración en un taller y no in situ.

Al mismo tiempo, su posición en una hornacina de la cara occidental del Acueducto dificulta mucho la accesibilidad a la misma, de ahí que se haya optado por instalar un plano de trabajo a la altura de los pies de la imagen con un andamiaje que abraza completamente el pilar central del monumento romano por la necesidad de arriostramiento, ya que no puede anclarse a sus sillares para no dañarlo.

Por otro lado, los responsables municipales puntualizan que este andamio debe sostener en un determinado momento todo el peso de la escultura, estimado en unos mil kilos.

Inclinar la imagen

Para extraer la imagen de la hornacina no hay otra opción que inclinarla hacia adelante, algo que permite el plano de trabajo situado sobre el andamiaje. Hay que tener en cuenta que la escultura está anclada al nicho y asentada sobre una ‘cama’ de mortero de cal y cascajo y liberarla de estos elementos implica primero retirarlos.

A continuación se incorporará una grúa a la parte más alta del andamio, a través de pórticos en su remate superior paralelos al Acueducto, donde se sujetará una viga y un polipasto que harán posible suspender la imagen y desplazarla de forma horizontal sobre el plano de trabajo.