Dos técnicos, ayer miércoles, procediendo a la instalación de los faroles tipo Villa en la calle de San Juan. / Kamarero
Publicidad

La reurbanización integral de la calle de San Juan continúa su curso y esta semana han comenzado los trabajos de renovación de los faroles del alumbrado público, aunque la mayor parte del soterramiento de cableado se llevó a cabo en etapas anteriores del proyecto.

Como se recordará, además de la renovación del pavimento de la calzada y de la acera izquierda en sentido subida, el proyecto incluye la renovación de redes y del alumbrado público.

Sobre este último, los trabajos consisten en la sustitución de las antiguas farolas por otras tipo Villa. Los brazos se han mantenido para no dañar los rebocos de las fachadas, aunque se prevé repintarlos.

Los nuevos faroles son de estética similar a los anteriores pero cuentan con lámparas LED.

Además del soterramiento de la canalización para este alumbrado, se han colocado ya las conducciones indicadas en el Plan Director de Alumbrado de Segovia para la futura iluminación ornamental.

La red de alumbrado discurre en la mayoría de la calle por las fachadas. La anterior, además de muy antigua era visualmente desagradable por el mal estado de las luminarias, de 150 W. de potencia.

También en cuadro de control era muy antiguo y ha sido sustituido por uno nuevo.

Las nuevas luminarias son de 60 W. de potencia pero de alto rendimiento lumínico, y con capacidad de hasta 35 programas de regulación.
El coste de la renovación del alumbrado público en el presupuesto de licitación ascendía a 24.795,61 euros (sin incluir IVA).

Paralelamente continúan los trabajos de pavimentación en el tramo de la calle de San Agustín situado junto al Palacio de Justicia.

Ya han comenzado a reponerse los adoquines, labores simultáneas a otras pendientes todavía en el proyecto de urbanización.