Un operario procede a la instalación del dispositivo en el muro de la Casa de las Cadenas. / Kamarero
Publicidad

Menos de una semana ha transcurrido desde que el Gobierno municipal aprobara en la Junta de Gobierno Local del pasado jueves una modificación presupuestaria para dotar una partida para la adquisición de cámaras de vigilancia a ubicar en la calle de San Juan porque ayer ya estaban los operarios de una empresa especializada procediendo a ejecutar los trabajos de instalación.

La inversión, de 3.502,95 euros, ha sido posible gracias al recorte en una partida presupuestaria destinada a ‘Actividades culturales y deportivas’.

La finalidad de la instalación de esta cámara de vigilancia es que el Ayuntamiento de Segovia, a través de la Policía Local, cuente con un sistema de video-vigilancia para el control del tráfico en la calle San Juan, así como para el control de accesos de los vehículos en esta zona declarada Patrimonio de la Humanidad, según el acuerdo aprobado en la citada Junta de Gobierno Local.

La ubicación de la cámara en la zona superior de la cuesta, en el muro de la Casa de las Cadenas, supone de facto también la vigilancia de la escultura del diablo que hoy mismo quedará instalada en el pretil situado frente a este inmueble.

Urbanización integral

Esta nueva inversión en la calle de San Juan no está incluida en el proyecto inicial de urbanización integral, cuyas obras continúan todavía esta semana, aunque se encuentran en la última fase y fuentes municipales no descartan que pronto se abra el tráfico en el carril de bajada de la cuesta.