Comerciantes y productores prevén una gran cosecha de cereal este año

Las estimaciones apuntan que los rendimientos de este año crecerán un 20 por ciento

0

El secretario general de la Asociación nacional de Comercio de Cereales y Oleaginosas (Accoe), José Manuel Álvarez, estima que la cosecha española de cereales alcanzará este año, previsiblemente, “un récord histórico”.

Álvarez ha asegurado que es muy probable que la campaña sea extraordinaria en volumen, porque se dan las condiciones, especialmente por las lluvias. Sin embargo, ha apuntado que la incógnita está en “las calidades” del grano recogido esta temporada. La recolección de cereales de invierno (trigo o cebada) es “inminente” en Andalucía y poco a poco se extenderá a otras partes del país como Extremadura, Castilla-La Mancha y alguna temprana de Aragón.

Acabará en Castilla y León, la primera autonomía productora, que determinará el volumen “definitivo” de cosecha y si se registra dicho récord o no.

Álvarez ha añadido que, a escala mundial, también se prevén producciones copiosas, tal y como ha ocurrido en los últimos años, pues actualmente se vive un ciclo de abundancia en la obtención de esta materia prima agrícola; en consecuencia, los precios continuarán a la baja.

En la misma línea, la consultora independiente Asegrain, que en su primera estimación se mostraba “prudente”, reconoce una subida importante en sus segunda oleada, especialmente en cebada, pero también en trigo blando.

Asegura que tras una campaña con mucho miedo por la climatología y la aparición de plagas, finalmente la cosecha de cereales en Castilla y León puede alcanzar cifras históricas. De hecho, se prevé que sólo una ola de calor podría arruinar una cosecha que las estimaciones de la Junta de Castilla y León, sitúan ya en más de un 20 por ciento por encima de la media.

Por otro lado, el último boletín de predicción de cosecha de la Consejería de Agricultura y Ganadería recoge ya unos rendimientos de trigo y cebada por encima de la media de los 30 últimos años. En el caso de la cebada, el rendimiento previsible es de 3.542 kilogramos por hectárea, un 24% más, mientras que en trigo el rendimiento podría situarse en 3.856 kilogramos por hectárea (19% por encima).

Pero estos buenos rendimientos pueden acarrear algunos efectos menos positivos, como es el caso de los precios. En este sentido, UCCL-Ávila señala en una nota de prensa que, aunque el precio del cereal se rige por los mercados internacionales, no se puede olvidar, que existen factores nacionales que también afectan negativamente la cotización. Así, la crisis de Abengoa, el gigante español de la energía verde, ha incidido en la producción de bioetanol, el cual se genera a partir de ingentes cantidades de cereales como cebada, trigo y maíz. Por otro lado, la crisis de precios que sufre el sector ganadero también afecta muy negativamente las cotizaciones del cereal.

Los precios del cereal, por segunda campaña consecutiva, se encuentran en niveles de hace 20 años y por debajo de los 160 euros por tonelada. Para el representante de La Alianza y secretario general de UPA, Aurelio González, la principal amenaza en las próximas semanas son los golpes de calor, ya que en los años húmedos la raíz de la planta tiene un menor desarrollo y profundiza menos en la tierra, por lo que las consecuencias de altas temperaturas son más graves. En este sentido, el coordinador regional de la Unión de Campesinos de Castilla y León, Jesús Manuel González Palacín, resaltó que el ‘remate final’ del ciclo vegetativo es clave y en quince días se puede doblar la cosecha o reducirse a la mitad. En términos similares se pronunció el presidente de Asaja, Donaciano Dujo, que también recomendó la suscripción de seguros contra el pedrisco.

Todas las organizaciones coinciden en que son ruinosos y aseguran que a una media de 160 euros por tonelada y teniendo en cuenta la producción media, parte de la ayuda de la PAC se debe destinar a cubrir costes.