Durante toda la mañana del martes alumnos y profesores han mostrado en la plaza de Artillería las actividades que realizan en las clases de Educación Física. / KAMARERO
Publicidad

La Educación Física es mucho más que una tabla de gimnasia o unas carreras por el patio. También es formar a los niños en el esfuerzo, la superación, la cooperación, la empatía. Es combatir el sedentarismo, transmitir hábitos de vida saludable, contribuir al desarrollo integral en todas las edades y hacerlo de forma integradora, variada y divertida.

Frente a la imagen reduccionista de una asignatura tratada por las leyes como “residual”, aunque para muchos es capital, cuatrocientos escolares segovianos desplegaron ayer un catálogo lleno de color, vitalidad y compañerismo con el potencial formativo que guarda.
Estas reflexiones han sido aportadas por los organizadores de los actos del Día de la Educación Física en la Calle, una iniciativa que ha contado con la implicación de de 570 centros y 73.500 estudiantes de España, y que por tercer año consecutivo se ha llevado a cabo en Segovia.

El mal tiempo hizo que el 25 de abril, fecha marcada para la celebración nacional, tuvieran que suspenderse los actos programados que finalmente ayer, 2 de mayo, con sol y una buena temperatura se llevaron a cabo ante el Acueducto y con mucho público. La plaza de la Artillería se convirtió en un centro deportivo al que acudieron alumnos de diez colegios de la ciudad y de la provincia de Segovia. En esta edición han participado: el CEIP San José, el CEIP Domingo de Soto, el CEIP Fray Juan de la Cruz, el CEIP Eresma, el CEIP Villalpando, CEIP Nueva Segovia, CEIP Elena Fortún, CEIP Martín Chico, CEIP Marqués del Arco y CEIP San Juan Bautista. Como novedad, este año la actividad ha contado con la colaboración del alumnado de la Facultad de Educación del Campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid que ha cerrado el programa con una escenificación de ‘Alicia en el país de las maravillas’, un cuento que también ha servido de inspiración para el grupo del colegio Marqués del Arco, de San Cristóbal de Segovia.

En esta clase en la calle los escolares y sus profesores han ofrecido exhibiciones de deportes olímpicos y juegos populares, así como coreografías, capoeira, acrobacias, pasacalles, saltos, baile de cuerdas, retos cooperativos, números mixtos con cariocas, acrobacias y combas. Y con las combas ha sorprendido el grupo ‘Educación Física en Familia’ mostrando sus habilidades y su buen ambiente.

El taller creado desde el CEIP San José que pretende conectar a todos los estamentos de la comunidad educativa, como son los profesores, el alumnado y las familias, ha contado con la participación de 30 personas. En las citas de los miércoles llevan a cabo las actividades que el alumnado practica en las clases de Educación Física (juegos de blanco y diana como el Dogeball, coreografías, acrobacias, combas, habilidades circenses, juegos de pistas, Escape Room, salidas al medio rural, etc.)

La iniciativa tiene marcados cuatro objetivos principales: dar a conocer a las familias diferentes actividades que se realizan en el área de Educación Física, valorándolas como parte importante dentro de la educación; realizar diferentes propuestas llevadas a cabo por el alumnado haciendo especial hincapié en aquellas que incidan en el aprendizaje cooperativo; participar en eventos donde se puedan poner en práctica todo el trabajo en el taller; y mejorar el clima del centro a través de prácticas participativas, motivantes e inclusivas.

Este proyecto del CEIP San José hace también un guiño a la necesidad de aumentar el horario de actividad física del alumnado, así como a los valores que se defienden a través de la iniciativa del Día de la Educación Física en la Calle.

La celebración del Día de la Educación Física en la Calle, organizada por el profesor del colegio San José, Miguel Angel Ramos Benito, y apoyada por la Dirección Provincial de Educación, ha contado con la colaboración del Instituto Municipal de Deportes de Segovia y la presencia de la concejala de Deportes, Marian Rueda. La Delegación de la Junta ha señalado que el objetivo de esta iniciativa es dar visibilidad a la Educación Física y mostrar su necesidad y trascendencia dentro de las escuelas y que se la deje de considerar como una ‘asignatura residual’, ya que ofrece a los estudiantes alternativas para la ocupación activa de su tiempo de ocio y buscan instaurar hábitos físico deportivos.

La convocatoria se enmarca entre los objetivos de la Consejería de Educación de promover la actividad física y la salud entre el alumnado, además de inculcar en los jóvenes hábitos de vida saludables, que permitan a medio y largo plazo revertir la tendencia actual de sedentarismo y obesidad infantil. El deporte forma parte de las actividades que contribuyen al desarrollo integral de los estudiantes, y así se evidencia en el currículo establecido y desarrollado por el profesorado especialista de Educación Física y de Ciencias de la Educación Física y el Deporte.