10-1kama_Concurso-Globos_KAM3579
La zona de las Lastras es el punto central del festival, desde donde despegan los globos cada vuelo y donde se celebra la NightGlow la noche del sábado. / KAMARERO
Publicidad

Los vuelos en globo son, sin duda, uno de los mayores atractivos turísticos que tiene la ciudad de Segovia. Desde hace años, los globos surcan el cielo de la ciudad a primera hora de la mañana, sobre todo en fines de semana, ofreciendo a los turistas una de las mejores vistas de la Ciudad Patrimonio. Este atractivo, ayudado por las condiciones climatológicas que tiene Segovia, hace posible que este fin de semana se celebre el primer Festival Accesible de Globos Aerostáticos en la ciudad.

A su vez tiene lugar una competición de aerostación, en la que participan 17 globos procedentes de diversas ciudades españolas, como Barcelona, Granada, Ciudad Real o Badajoz. Cristian Biosca, gerente de Siempre en las Nubes, empresa organizadora del festival, explica que en esta primera edición han decidido “limitarse a equipos nacionales” para participar en el campeonato, pero que para próximas ediciones esperan contar con equipos de otros países. Sumando los globos participantes en el campeonato con los vuelos comerciales que se llevan a cabo todos los fines de semana, Biosca afirma que se podrán ver cerca de 30 globos surcando el cielo de Segovia durante estos días, llegando a volar casi 500 personas en todo el fin de semana. Una cifra muy alta, teniendo en cuenta que en Segovia, cerca de 10.000 personas vuelan cada año en globo aerostático.

Para el campeonato, los organizadores han preparado una serie de pruebas, que van perfeccionando y delimitando según los vientos en el momento previo al vuelo, en el que los participantes tienen que, entre otras cosas, lograr alcanzar unas dianas dispuestas alrededor de la ciudad, alcanzar una distancia mínima o una distancia máxima, etc. Todas ellas pruebas de habilidad, sin tener en cuenta la velocidad, para que los pilotos se desenvuelvan lo mejor posible con las corrientes de viento.

Durante la noche del sábado, la zona de las Lastras, cedida por la Junta de Castilla y León para llevar a cabo el festival, se convertirá en un espectáculo de luces y sonido, la NightGlow, en donde los globos participantes en el campeonato permanecerán cautivos para que todo el que lo desee pueda acercarse, tocarlos, subir e incluso charlar con los pilotos. El objetivo, según el gerente de Siempre en las Nubes, es acercar este tipo de turismo a todo el mundo, poniendo especial atención en las personas con movilidad reducida, protagonistas del evento. Además, la NightGlow, contará con una carpa con música, comida y bebida, para invitar al público a acercarse y promocionar el festival.

Respetando a los vecinos

Los organizadores del festival accesible han tenido en cuenta las quejas y reclamaciones de los vecinos sobre los vuelos en globo por la ciudad.
En algunas ocasiones, los ganaderos de las zonas limítrofes a la ciudad de Segovia han manifestado su malestar porque los vuelos alteran a los animales. Sin embargo, el propio Biosca asegura que para este festival han llegado a un acuerdo con los ganaderos, y han establecido un protocolo de actuación en el caso de que hubiera algún problema, para poder solucionarlo rápidamente. “Hemos repartido un mapa entre los participantes, en el que se detallan los lugares donde hay presencia de ganado, zonas de recuperación de aves o sitios sensibles, como el Centro Penitenciario de Perogordo, para que se tenga en cuenta”, comenta Biosca.

También han querido respetar el descanso de los vecinos de la ciudad. Durante estos días, la habitual zona de despegue de los globos se ha trasladado a las Lastras, en vez de los Altos de la Piedad, aunque las viviendas están más cerca. “Nosotros queremos contribuir a la riqueza de Segovia, somos parte de ella, y aunque estos días despegamos desde las Lastras, si molestamos seguiremos haciéndolo desde los Altos de la Piedad”, asegura el gerente de Siempre en las Nubes.

Una referencia en Segovia

“Esperamos que este festival atraiga a mucha gente, que en un futuro se convierta en un evento de referencia en Segovia como Titirimundi”, comenta Biosca, respaldado por el apoyo de la alcaldesa Clara Luquero. Segovia es la ciudad española con más vuelos en globo a lo largo del año, y uno de los 10 destinos favoritos para sobrevolar de todo el mundo, en un ranking que comparte con la región de la Capadocia, en Turquía, o algunos parques naturales de África.
El gerente de Siempre en las Nubes cuenta que cada vez más gente pide volar en Segovia, admirados por su riqueza de Patrimonio y sus vistas a la Sierra de Guadarrama, pero no quieren que el turismo en globo se masifique, sino que se mantenga como una “experiencia de lujo” y algo que no se puede hacer todos los días.

Con motivo del festival, los organizadores han vendido plazas a los turistas para volar en los globos participantes en el campeonato, a un precio ligeramente superior al normal, aunque a pesar de todo se agotaron rápidamente. Lo mismo sucedió con las plazas para participar en el campeonato, algo que pretenden ampliar en futuras ediciones, pero que han querido limitar en esta ocasión para ver el impacto del evento en la ciudad.

La accesibilidad, protagonista del festival

Hace poco más de un año que Siempre en las Nubes, empresa organizadora del festival, inició los vuelos en globo accesibles por la ciudad de Segovia, y este evento es una conmemoración de ello. Todos los actos organizados están acondicionados para que las personas discapacitadas puedan participar, tanto en las demostraciones en la zona de las Lastras, como en la exposición del Centro Didáctico de la Judería o en los vuelos del campeonato.

El apoyo del Ayuntamiento de Segovia y otras instituciones provinciales a este festival denota la apuesta por el turismo accesible, para todos. El globo accesible de la compañía Siempre en las Nubes tiene capacidad para 16 personas, dos de las cuales pueden tener movilidad reducida. Además, cuenta con una puerta en la barquilla que facilita el acceso para personas con problemas de movilidad. Con esto se logra que no solo las personas con movilidad reducida puedan disfrutar de visitar Segovia a vista de pájaro, sino que lo pueden hacer acompañados de familia y amigos, para que el vuelo sea una experiencia única.

Compartir