Chorizo, morcilla y chicharrones en el primer día de la matanza del cerdo en San Lorenzo

Hoy está prevista la asistencia de los ‘Matanceros de Honor’ a la degustación

46

Unos 60 kilos de chorizo, 60 de morcilla y 50 de chicharrones se pudieron degustar ayer en el barrio de San Lorenzo, en la primera jornada de la fiesta de la matanza popular del cerdo. Este año se cumple el vigésimo aniversario de esta tradición y la asociación Atrio de San Lorenzo ha querido homenajear a los restaurantes que todos los años colaboran en la elaboración de los alimentos, nombrándoles ‘Matanceros de Honor’. Así, los homenajeados son los restaurantes José María, Lago, Narizotas, Venta Magullo y Puerta de Segovia.

Ayer, para ir abriendo boca, los segovianos pudieron comer unas 1.000 raciones a base de productos de cerdos, adquiridos en los días previos por la organización, que acompañadas de un buen vino hicieron más fácil soportar las bajas temperaturas que estos días se registran en Segovia.

Sobre la una del mediodía entraban en la plaza de San Lorenzo, portando el cerdo ya muerto, los cocineros y encargados de realizar todo el proceso que conlleva la matanza de un cerdo, que este año tenía un peso de unos 250 kilogramos. Ya en la plaza se procedió al socarrado, como en toda matanza tradicional, quemando la parte exterior del cerdo sobre una superficie de material combustible, en este caso compuesto por paja de cereal, para eliminar el pelo de la piel; después con la ayuda de un cuchillo y un cepillo se raspa la piel para desprender los restos de los pelos chamuscados y dejar la superficie perfectamente alisada.

A continuación se abre el cerdo y se retiran las vísceras por completo, recogiéndose cuidadosamente, tras colgar el animal mediante un gancho. Y a partir de ahí empieza la limpieza de las tripas, y en días posteriores se elaboran chorizos, morcillas, etc.

Entre los asistentes ayer a la primera jornada de la fiesta se encontraba el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, acompañado de las concejalas Paloma Maroto y Blanca Valverde.También estuvo el jefe del Servicio Territorial de Cultura, Juan José Martín. Todos acompañaron a los componentes del Atrio en el reparto de las ricas viandas a los vecinos que se congregaron en la plaza, y que a buen seguro repetirán hoy para empezar a degustar la carne del cerdo sacrificado ayer.

Para hoy está prevista la matanza de un segundo cerdo, que en esta edición han sido donados por La Pecosa y Avigase. Un año más, San Lorenzo cumple con esta tradición que durante los meses de enero y febrero se celebra en casi todos los pueblos de la provincia de Segovia.