08-1gh-sepulveda-centro-salud
El sindicato CESMCYL quiere estabilidad en el empleo para todos los médicos, sobre todo en el medio rural. / G. HERRERO
Publicidad

El sindicato médico CESM Castilla y León, el más representativo de los médicos en la Comunidad y único sindicato médico en las Mesas de Negociación con la Administración —Mesa Sectorial y Mesa de Empleados Públicos—, ha hecho público un comunicado para expresar su opinión sobre el acuerdo que ha puesto fin a la huelga de médicos funcionarios interinos.

Según el CESMCYL, “el acuerdo alcanzado entre los convocantes y la Consejería es un brindis al sol, puro humo, que solo ha servido para desconvocar una huelga carente de sentido que no se ha sabido gestionar adecuadamente, ni por los convocantes ni por la Consejería, y que no aporta ninguna solución a los graves problemas que tiene la Atención Primaria de nuestra Comunidad”.

Respecto al sistema de acceso a plazas de Sacyl, este acuerdo “tampoco aporta nada nuevo a los criterios ya pactados con CESM y con el resto de los sindicatos de la Mesa Sectorial sobre el acceso a las plazas de facultativos de Sacyl y que ya están en vigor en la actual convocatoria de 2018, por la que se convocan un total de 302 plazas de médicos de familia para Castilla y León”.

En dicho procedimiento —continúa el comunicado— “se deja meridianamente claro que el único sistema de acceso es el concurso-oposición. Para las convocatorias de años sucesivos ya estaba también pactado utilizar el 100% de la tasa de reposición, previo concurso de traslados de todas las plazas disponibles para ello según marca la normativa en vigor. Esta posición también ha sido compartida por la práctica totalidad de los partidos políticos presentes en la Cortes, lo que convierte el primer punto del acuerdo en un mero trámite de complacencia”.

En relación con la conservación de los puestos de trabajo, “también es una obviedad —aseguran desde el sindicato—, pues esa circunstancia ya estaba contemplada en el Decreto de Estatutarización y en la Orden que lo desarrolla, que entrará en vigor a todos los efectos como muy tarde el 5 de octubre, momento en el que ya no habrá ningún funcionario interino en plaza vacante en Castilla y León, quedando a extinguir las plazas no estatutarizadas”.

Por todo ello, “el acuerdo firmado desenmascara al sindicato convocante y al colectivo de interinos funcionarios que han seguido la huelga (que son menos del 10% de interinos funcionarios), y demuestra que su único interés era conseguir una plaza de la forma que sea, ya que todas las medidas del acuerdo que desconvoca la huelga se refieren a su acceso al sistema, y no hay ninguna que se refiera a su supuesto interés en mejorar la sanidad rural en nuestra Comunidad”.

Así las cosas, CESM insiste en “conseguir estabilidad en el empleo para todos los médicos (no sólo para unos pocos), pero a través de sistemas legales, y que no sirvan a los intereses particulares de un grupo concreto, en detrimento de los intereses de la mayoría. En ese objetivo llevamos muchos años trabajando y haciendo, con nuestros acuerdos, que la precariedad en nuestro sistema sanitario esté empezando a disminuir”.

Asimismo, “exigimos que la Gerencia Regional de Salud respete esos acuerdos, desarrolle la estatutarización, convoque todas las plazas de médico de Familia en el concurso de traslados abierto y permanente que se ha comprometido a publicar a finales de este año, y convoque todas las vacantes resultantes en las diferentes ofertas de empleo que deben hacerse en los próximos años, en especial las de 2019 y 2020”.

Compartir