4_1nerea-feria-ceramica
Público ante los expositores de la XXIV Feria de Cerámica. / N. LL.
Publicidad

La buena respuesta del público y el esfuerzo de los artesanos por sorprender con sus piezas siempre únicas, hacen que la Feria de Cerámica sea una actividad con fuerte atractivo dentro de la agenda de Segovia en el puente que une las fiestas de la Constitución y de la Inmaculada. Es una de esas propuestas por las que parece no pasar los años en cuanto a que con un formato consolidado, que ofrece pocas novedades, demuestra que la alfarería y la cerámica siempre gustan y están de moda tanto por su utilidad como por su creatividad.

De hecho antes de que la XXIV Feria de Cerámica Arce 2018 fuera inaugurada oficialmente ayer por las autoridades segovianas, el público ya se había hecho presente ante los expositores instalados en la avenida del Acueducto, observando y pidiendo información a los artesanos sobre las técnicas y materiales que emplean en sus talleres, el precio de sus obras y los horarios de la muestra. Con estos contactos iniciales también llegaron las primeras compras que los artesanos esperan que den paso a muchas más hasta la noche del domingo.

En la feria ARCE, muestran sus obras del 6 al 9 de diciembre, treinta talleres de ceramistas y alfareros. Las carpas de exposición abren para exhibir miles de piezas únicas de once de la mañana a nueve de la noche.

Entre los expositores hay tres que participan por primera vez y varios que regresan con propuestas nuevas, tras estar ausentes en las últimas ediciones. Seis talleres son segovianos y tienen sede en Cabañas de Polendos, Cuéllar, Fresno de Cantespino, La Losa, Trescasas y la ciudad de Segovia. En total, Castilla y León tiene 21 representantes, ya que a los locales se suman artesanos de Ávila (3), Burgos (1), León (2), Palencia (2), Salamanca (4) y Valladolid (3). Los nueve restantes proceden de Asturias, Castilla-La Mancha, Cantabria, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja y Saint Béat, en Francia.

CULTURA Y COMERCIO

La alcaldesa Clara Luquero, junto a la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, la diputada de Turismo de la Diputación de Segovia, Magdalena Rodríguez, y un amplio grupo de concejales del Ayuntamiento de Segovia recorrieron los treinta expositores, acompañadas por Emilio Carrasco, representante del Colectivo Ceramistas de Segovia (Cocerse) que organiza esta actividad.

Clara Luquero aseguró que esta feria tiene un doble atractivo por su carácter cultural y comercial. Carácter cultural porque “hay piezas que son verdaderas creaciones”, y también económico porque se hace en la “precampaña navideña y los ciudadanos salen a comprar los regalos de las próximas fiestas”. La alcaldesa entiende que al celebrarse en el puente festivo y junto al Acueducto a la vez que es un aliciente para que los segovianos “salgan a dar una vuelta “ y disfruten de sus ciudad es también un estímulo para el sector turístico porque es una propuesta de ocio para los visitantes.

Turismo

La alcaldesa comentó que este es un “clásico puente de lleno absoluto en la ciudad” y espera que al balance final confirme las buenas previsiones de visitantes que tienen y que están en consonancia de la tendencia alcista que se está registrando en los dos últimos años. “Vamos camino de batir récord” dijo Luquero que de nuevo hizo referencia a la necesidad de gestionar la llegada masiva de turistas. En este sentido, la alcaldesa habló de hacer una apuesta de futuro en la que se priorice “calidad sobre cantidad”. Aún así y reconociendo que la llegada masiva de turistas puede generar inconvenientes en la dinámica cotidiana de la ciudad, Clara Luquero no quiere que los vecinos olviden que “muchas familias viven del sector turístico y no son solo los hosteleros porque hay otros sectores que confluyen y hacen que la hostelería sea un motor de arrastre de la economía”. Los turistas “son generadores de riqueza económica y de empleo” dijo la alcaldesa rodeada de visitantes de la Feria de Cerámica.

Por su parte, Magdalena Rodríguez remarcó que “desde la Diputación siempre estamos intentado promocionar al artesano y apoyar a los emprendedores, por eso queremos impulsar esta Feria”. Así hacía referencia directa a los talleres de la provincia presentes en la muestra, pero la responsable de Prodestur (Organismo Autónomo para la Promoción y Desarrollo Económico y Turístico de la Provincia de Segovia) también espera que la exposición de los ceramistas “pueda ser un atractivo para que la gente que venga a visitar la capital se acerque a la provincia”. Magdalena Rodríguez remarcó que “vamos a ser la tercera provincia con más turismo rural de toda España y todas estas iniciativas hacen que se acerquen a la provincia”.

Variedad

Entre los expositores llaman la atención las reproducciones de animales de François Marquet; el realismo de los libros y objetos medievales de José Luis Martínez Florido; las porcelanas de Rais Valcárcel, de Ávila, y de Ana Soto, de León, que equilibran utilidad y arte; así como las esculturas de Simone Immink, una artesana con taller en la Losa que además sorprende con sus porcelanas de papel. Dentro de la cerámica experimental destaca también la obra de José María Gil y de Roque Martínez.

Y junto al Acueducto, se encuentra la carpa de alfarería donde artesanos de Fresno de Cantespino (Segovia), Puente del Arzobispo (Toledo), Arroyo de la Luz (Cáceres), Cespedosa de Tormes (Salamanca) y Arrabal del Portillo (Valladolid) ofrecen la cerámica tradicional de sus tierras.

La XXIV Feria de Cerámica Arce 2018 combina piezas de colección, elementos de decoración, complementos de vestuario y útiles domésticos. Los adornos navideños también están presentes.“Tenemos variedad de artículos, técnicas y precios, y una calidad insuperable”, dicen los organizadores.