El Centro Segoviano en Madrid falla sus premios Tierra de Segovia

Onésimo Migueláñez, Pilar González de Futos, Juan Martos, López Saura, la Guardia Civil, Julio Rodríguez Fuentetaja, los bibliobuses, y la USAL, figuran entre los galardonados

El Centro Segoviano en Madrid ha fallado sus premios Tierra de Segovia, que entregará el próximo domingo 24 de junio en una gala que tendrá lugar en el teatro Juan Bravo de la ciudad.

De acuerdo con el dictamen del jurado, el premio Teófilo Hernando a la Mejor Trayectoria de una Vida, será para Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, de quien destaca su profesionalidad en el mundo complejo del aseguramiento. “Presidenta, actualmente, desde largos años ya, de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), esta segoviana, nacida en Navares de Ayuso y de lo que se siente muy orgullosa, tiene actualmente la responsabilidad de presidir la Federación Interamericana de Empresas de Seguros FIDES. Su presencia internacional se acrecienta al ser Unespa el interlocutor en Europa. Es, además, vicepresidenta de CEOE, tras una vida de esfuerzo y dedicación al complejo mundo del aseguramiento y, desde que ocupara la Dirección General de Seguros en el Ministerio de Economía, ha elevado el prestigio del sector con una impecable, intachable y ejemplar vida de esfuerzo y trabajo”.

El premio Marqués de Lozoya a la mejor trayectoria cultural, será para los Bibliobuses de la Diputación, que representan la formación y la cultura para el medio rural en los pueblos de la provincia. “El servicio de Bibliobuses ha de ser reconocido como una actividad de enorme trascendencia en la estimulación de la cultura segoviana”, destaca el jurado.

El empresario Onésimo Migueláñez será reconocido con el premio Tomás Pascual a la mejor tarea empresarial. Este segoviano, nacido en Lastras del Pozo ha destacado por ser un “luchador y tesonero empresario”. Ha demostrado la eficacia y la honestidad en su trabjo. Compaginaba en su pueblo su asistencia a la escuela con el reparto de pan. En Madrid, con esfuerzo e ingenio se fue encajando en el sector de los dulces, hasta lograr un imperio en el sector que hoy se extiende en diferentes mercados internacionales con la marca, tan segoviana como Dulces Migueláñez. A ello se une su hermosa tarea de solidaridad y ayuda a los necesitados, con una presencia activa de primera magnitud en la asistencia.

El premio Juan Bravo al Espíritu de Trabajo, Lucha y Coraje, será para Julio Rodríguez Fuentetaja, quien desde hace 33 años es el responsable máximo de la Policía Local de Segovia. “Una vida entregada a la sociedad segoviana y a los miles y miles de visitantes que llegan a la ciudad desde cualquier lugar. La vida de Julio Rodríguez “nos enseña el comportamiento humano y responsable de quienes tienen atribuida competencias públicas, resueltas desde la prudencia y la eficacia”.

El premio Diego de Colmenares a la obra escrita sobre Segovia o los segovianos ha ido a parar a Juan Martos Quesada, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, que eligió como residencia la Segovia rural. Además ha dedicado su tiempo y saber hacer a escribir un libro, de 400 páginas y denso contenido a Bercimuel, como hizo Colmenares con la ciudad de Segovia.

El artista de origen madrileño José Luis López Saura recogerá el premio Aniceto Marinas a la mejor trayectoria profesional artística. Desde hace años ofrece constantemente una visión “muy personal y gratísima de nuestros paisajes y paisanos, en una rica gama de cromías vivas y atrayentes, con una tarea profesional de excepcional valor, no solo por los méritos de calidad sino, y además, por el tratamiento amoroso de los temas segovianos, dotándonos de una ya larga colección de imágenes llenas de vida y colorido sobre nuestros paisajes y nuestra identidad segoviana, manifestación de nuestra historia y nuestras tradiciones llevadas al lienzo”.

Eficaz gestión

También se entregará el premio Antonio García Tapia a la mejor asistencia a la provincia de Segovia, y en este caso será para la Guardia Civil por la “ejemplar trayectoria de esta institución; por su dedicación y esfuerzo en beneficio de una convivencia pacifica y solidaria, garantizando la tranquilidad vital y la confianza de nuestras gentes, allá donde se encuentren y especialmente en nuestra amada y añorada provincia de la que todos nosotros somos oriundos y en ella están nuestros recuerdos y ancestros, protegidos con ejemplar dedicación por la Guardia Civil, como garantía y dando un claro ejemplo de eficacia en la dura y eficaz gestión que tiene encomendada y que ahora queremos distinguir para que nuestra modesta aportación sirva como altavoz de su tarea”, señala el Centro Segoviano de Madrid.

Por último, el premio Domingo de Soto se entregará como homenaje en su 800 aniversario a la Universidad de Salamanca. El jurado entiende que Domingo de Soto, de Segovia, fue figura preeminente en esta Universidad y en la ciudad de Salamanca, dada su personalidad dentro de la Orden Dominicana. Fue “Luz de Trento” y creador, junto con Francisco de Vitoria, Suárez y lo que se conoce como el ‘Grupo de Salamanca’, del Derecho de Gentes. Además recuerdan que son muchos los segovianos que se han formado en estas aulas y ´que existe una fuerte unión entre ambas ciudades, “como la historia nos recuerda, no solo en la enseñanza sino también en la lucha comunera y la corriente de simpatía establecida y el hermanamiento que debería ser activado en los tiempos presentes por quienes tienen capacidad para ello”.

Compartir