08-1kama_Aseos-Publicos-Jardin-Botanico_KAM5536
Entrada al aseo público del Jardín Botánico de Segovia. / Kamarero
Publicidad

El Grupo Municipal de Centrados en Segovia reclamará en el pleno que el Ayuntamiento celebrará el próximo viernes la mejora de la red de aseos municipales de la ciudad, aumentando la frecuencia de limpieza, mayor accesibilidad, estudiar su adaptación a personas ostomizadas, así como aumentar el número de aseos en otros puntos de la ciudad.

La formación magenta sostiene que los aseos públicos son un servicio básico para cualquier ciudad, más aún si la afluencia turística tiene los altos niveles con los que cuenta Segovia. “Por desgracia, desde nuestro grupo municipal consideramos que el servicio que se ofrece al vecino de ciudad y al visitante es bastante deplorable”, afirma su portavoz, Cosme Aranguren que habla de un panorama con “pocos aseos, descuidados, sucios e inaccesibles”.

Consideran desde el grupo político centrista que sería oportuno llevar a cabo una revisión exhaustiva de todos los aseos públicos, con objetivo de reparar desperfectos, hacer una limpieza a fondo de todos ellos, y crear un nuevo protocolo que aumente la frecuencia de limpieza de todos los baños públicos. Del mismo modo creen que se debería estudiar aumentar la red de aseos públicos de la ciudad, puesto que hay barrios que carecen de este servicio.

En cuanto a los escasos aseos públicos que existen en la ciudad, indica que algunos de ellos incumplen la normativa de accesibilidad, por lo que señalan que conviene buscar alternativas para que todas las personas puedan ejercer su derecho a aseo público.

A este respecto, desde la formación liderada por Aranguren quieren visibilizar la realidad de las personas ostomizadas. En España existen un total de 70.000 personas ostomizadas y cada año se producen más de 13.000 nuevos casos según datos de la Sociedad Española de Enfermería Experta en Estomaterapia (SEDE). Un dato que la mayoría de la sociedad desconoce, apunta Centrados, y que significa que han tenido que sufrir una operación para crearles un orificio en el abdomen por donde dar salida a la orina o a las heces, que deben recogerse en una bolsa adaptada al cuerpo. Estas personas tienen que cambiar sus bolsas de forma regular para evitar su saturación, posibles fugas y malos olores, lo que provoca que muchas personas desistan de salir de sus casas y tener una vida social normal por las complicaciones de su enfermedad en el día a día. De ahí que se precise la adaptación de los aseos públicos.