Un niño subido a los sillares del monumento. / Kamarero
Publicidad

El grupo municipal de Centrados en Segovia ha mostrado su malestar por que la legislatura vaya a llegar a su fin sin que el equipo de Gobierno haya elaborado una ordenanza sobre el uso del Acueducto y su espacio de protección, «pese a las aportaciones realizadas por Centrados», aseguran desde el grupo municipal.

A este respecto, en agosto de 2017, la formación magenta presentó una primera moción con objeto de visibilizar la elaboración de la futura ordenanza municipal sobre el uso del Acueducto y su espacio de afección para su protección. En ese debate veraniego se plantearon medidas como, por ejemplo, autorizar exclusivamente aquellos eventos tanto en la Plaza del Azoguejo, como en la Plaza Artillería que tengan un uso estrictamente institucional y/o representativos de la ciudad, que supongan un interés mayoritario para la ciudadanía; prohibir eventos de carácter comercial en esa zona; celebrar el concierto inaugural de las Ferias y Fiestas en otro lugar de la ciudad; promocionar a través de los canales municipales y/o de los medios de comunicación locales el proceso de consulta pública previa, relativa a la ordenanza para la protección del entorno del monumento histórico.

Desde mediados de 2017 hasta la fecha actual, desde Centrados han aprovechado diferentes foros y órganos colegiados para proponer diferentes iniciativas que velen por protección del Acueducto y por la seguridad ciudadana en dicho entorno. La formación ha propuesto, entre otras cosas, el aumento del perímetro de protección para el vuelo de drones u otro tipo de elementos como globos aerostáticos, parapentes; o dotarlo de mayor vigilancia para evitar un posible acceso no autorizado al canal del Acueducto con intenciones distintas a las labores propias de limpieza y mantenimiento del mismo.

Centrados considera que, con independencia de la aprobación de dicha ordenanza, se podrían haber tomado medidas urgentes de protección, como la vídeo vigilancia en los tramos más vulnerables del monumento; dotar de mayor vigilancia policial al Acueducto; así como la puesta en marcha de un ‘Cuerpo de Voluntarios para la Protección del Acueducto’, que podría ser dependiente de la Policía Local, del recientemente creado Cuerpo de Voluntarios de Protección civil, o dependiente la propia Concejalía de Patrimonio Histórico.