7_1nerea-ccoo
Javier del Brio, Álex Blázquez y Carmen Álvarez, durante la rueda de prensa ofrecida en la sede de CCOO. / NEREA LLORENTE
Publicidad

“En Castilla y León se están bonificando por formación a los trabajadores un 24 por ciento de las empresas que pueden hacerlo y en el resto no hay nada de formación; pero es que en las empresas pequeñas de hasta diez trabajadores, la tasa baja hasta un 19 por ciento”. Es este marco, analizado por Carmen Álvarez, secretaria de Formación y Política Industrial de CCOO Castilla y León, el sindicato quiere convertirse en una entidad coordinadora de formación laboral para los trabajadores, porque las entidades, tal y como están planteadas ahora, “no funcionan”, asegura Álvarez.

La ley actual determina que todos los empleados que tengan al menos un año de antigüedad tienen derecho a 20 horas de formación anuales y “lo oportuno sería que esa formación fuera gratuita para el trabajador”, bien ofrecida por la empresa o bien de manera externa, pero esto no pasa.

Además, incluso en aquellos casos en los que se dan los cursos formativos, la mayoría de las veces no tienen nada que ver con el trabajo que realizan los empleados, lamenta Álvarez: “No hay una oferta para el trabajador, la formación que tenemos de ocupados no se adapta a las necesidades de la gente, de tal manera que acaba siendo un derecho que es papel mojado”.

“El modelo de entidades organizadoras no se ha desarrollado bien”, asegura. Por eso, desde Forem, la Fundación para la Formación y Orientación Profesional de CCOO, están realizando un estudio “descendiendo al terreno, provincia por provincia, analizando las empresas. La idea sindical es que nuestra Fundación haga de entidad organizadora y pueda promover que se puedan hacer uso de las bonificaciones, porque somos conscientes de que las empresas pequeñas no tienen capacidad para hacer uso de sus bonificaciones de manera adecuada”.

Para ello, continúa Álvarez, “hay que diferenciar las necesidades transversales y comunes a todas las empresas y luego estudiar las necesidades sectoriales específicas, que tendrían que ver ya con el sector de actividad de cada empresa. Nosotros tenemos que trabajar, sobre todo, con las empresas pequeñas, con necesidades transversales, pero también habría que ver necesidades sectoriales (…) La idea es articular necesidades comunes, ya sean necesidades sectoriales, agrupando a empresas del mismo sector, o necesidades transversales y que se puedan hacer actividades para empresas de diferentes sectores”.

El estudio ya está en marcha y CCOO espera tener los resultados antes de fin de año, de modo que en el próximo ejercicio ya se pueda negociar con la Junta y ofrecer una formación a los trabajadores adecuada a sus necesidades.

¿QUÉ ES FOREM?

Fundación sin ánimo de lucro. Foremcyl es el servicio de Formación y Orientación Profesional de Comisiones Obreras. Javier del Brio, director de Forem Castilla y León, explica que es “una fundación creada por CCOO y es una entidad sin ánimo de lucro. Es el centro de formación del sindicato, estamos en las nueve provincias de Castilla y León y tenemos doce sedes”.

Cualificación y fines sociales. Forem tiene como objetivo fundamental “contribuir a la mejora de la cualificación de las personas y potenciar la igualdad; también buscamos unos fines sociales, no somos el típico centro de formación, buscamos algo más”.

Responsabilidad social. Como entidad de formación, “nosotros creemos en los valores de responsabilidad social corporativa. Son una serie de actividades que tiene una empresa, como nuestro compromiso con todos los requisitos legales que hay en todas las convocatorias; o una comunicación muy fuerte e intensa con los grupos de interés tanto internos como internos”. Asimismo, destaca Del Brio, “somos responsables en el sentido de cumplir los compromisos adquiridos y siempre con alguna mejora por encima de lo que marca la ley, por ejemplo, la ley nos exige a tener un 2 por ciento de trabajadores discapacitados y nosotros andamos en el 7,5 por ciento; la transparencia para nosotros también es importante; y tenemos una conducta ética”.