La emblemática catedral barroca de Segovia logró consagrarse el 16 de junio de 1768 en un ambiente festivo y con una ciudad decorada para la ocasión . / El Adelantado
Publicidad

Hoy se celebra el 251 aniversario de la dedicación de la Catedral de Segovia. La misa de conmemoración será mañana a las 10.00 horas en la Capilla del Santísimo.

El pasado año 2018 se celebró de forma especial al cumplirse los 250 años de la dedicación del templo a la Asunción y a San Frutos con visitas guiadas exposiciones y conciertos.

La consagración de la Catedral tuvo lugar un 16 de julio de 1768. Hasta este punto hubo que pasar por tres campañas constructivas que se prolongaron hasta el año 1685 cuando se inició la construcción de la capilla de los Ayala Berganza o del Sagrario, exponente barroco del conjunto catedralicio, y que quedó terminada en 1730.

Hay que remontarse al 8 de junio de 1525 con la colocación de la primera piedra bajo la supervisión de Juan Gil de Hontañón, contratado por el Cabildo para diseñar las trazas, para encontrar el origen de este templo. Tras la prematura muerte de Gil de Hontañón en el 1526, fue su hijo, Rodrigo Gil de Hontañón, quien se hizo cargo de los trabajos de construcción junto al aparejador, García de Cubillas, y el canónigo fabriquero, Juan Rodríguez. Se quería trasladar cuanto antes al Santísimo Sacramento y comenzar con la celebración del culto diario, que comenzó el 15 de agosto de 1558, coincidiendo con la festividad de la Asunción de la Virgen al Cielo, a quien está dedicada el templo, junto al patrón de la Diócesis, San Frutos. 540 años después de la consagración de su anterior catedral, ubicada frente al Alcázar, se hizo realidad la Solemne Consagración y Bendición del templo.

El coro comenzó a entonar los cantos a las 4.30 horas y el rito de la consagración se inició una hora después. Además, el ambiente festivo recorría la ciudad.

La celebración se prolongó durante varias horas y no fue hasta las doce del mediodía cuando el obispo, Martínez Escalzo, abandonaba el templo, según se recoge, entre los aplausos y vítores de los segovianos por ver concluida, tras más de dos siglos, su Catedral.

En la actualidad, esta fecha queda recogida de forma permanente en la placa situada en la girola, detrás del Altar Mayor.