7_1_Fogasa-Rpardos
El Fogasa se hace cargo de salarios e indemnizaciones que las empresas dejan a deber a los trabajadores. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

El Fondo de Garantía Salarial, conocido popularmente como Fogasa, es el organismo gubernamental encargado de garantizar a los trabajadores por cuenta ajena el cobro de los salarios e indemnizaciones pendientes de pago como consecuencia de los desequilibrios patrimoniales de las empresas, en los casos de insolvencia declarada y reconocida judicialmente —suspensión de pagos, quiebra, concurso de acreedores, etcétera—.

Durante la época de crisis económica, fueron muchas las empresas que dejaron de pagar a sus empleados y miles de personas tenían que acudir al Fogasa para percibir parte de sus salarios que habían quedado impagados. En los últimos tres años, el número ha ido descendiendo, pero sigue siendo alto.

En concreto, en Segovia, en el año 2017 se tramitaron 101 expedientes —62 de hombres y 39 de mujeres—, un 43,57 por ciento menos que en 2016, que cerró con 177. En cuanto a las empresas afectadas, pasó de 62 en 2016 a 46 el pasado ejercicio (-25,80 por ciento).

El importe total de los salarios acordados ascendió a 230.900 euros, según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; mientras que la partida de las indemnizaciones pactadas llegó a los 305.700 euros.

Teniendo en cuenta los motivos de la solicitud, la cuantía total de los salarios correspondientes a los trabajadores afectados por ejecuciones laborales llegó hasta los 196.900 euros; y para aquellos que se vieron inmersos en un procedimiento concursal, hasta los 34.100 euros.

Cabe recordar que el Fondo de Garantía Salarial se financia con cotizaciones empresariales específicas y con los ingresos provenientes de su obligatoria subrogación de los derechos y acciones de los trabajadores frente a los empresarios deudores.

LAS CIFRAS

46 empresas de toda la provincia acudieron al Fogasa en el año 2017

101 expedientes fueron tramitados por el Fondo de Garantía Salarial

230.900 euros fue el importe salarial acordado para los beneficiarios

305.700 euros fue el importe total de las indemnizaciones pactadas