Cara a cara con Santa Teresa

La Diputación Provincial reedita el poemario 'De roble y seda' de Carlos Murciano en el que el poeta evoca la obra de la santa y doctora mística

1

En 1982, Carlos Murciano recibe el encargo de pronunciar una conferencia sobre Santa Teresa de Jesús en el marco de las actividades de la conmemoración del cuarto centenario de la muerte de la santa y doctora mística. Para preparar su intervención, el poeta andaluz (Arcos de la Frontera-Cádiz-, 1931) volvió a revisar la obra literaria de Teresa y de esa revisión surgió la semilla de su poemario «De roble y seda», editado en 1993 y con el que consiguió ese año el premio de poesía «Ciudad de Segovia».

Dos décadas después, una nueva efeméride coincidente con la vida de la santa vuelve a cruzar sus caminos, en este caso para conmemorar el quinto centenario de su nacimiento con la reedición del libro bajo el patrocinio de la Diputación de Segovia, que ayer fue presentado por su autor en un acto que tuvo lugar en el salón de plenos del Palacio Provincial.

La idea de la reedición de este libro surgió de la voluntad del obispo de Segovia, César Franco Martínez, gran conocedor de la obra de Murciano, que propuso a la Diputación este proyecto en colaboración con la editorial Encuentro, que lo ha incluido en su colección de Literatura. En la presentación, el prelado diocesano aseguró que el libro «recoge con exquisita forma y pulcritud poética la vida y experiencia mística de Teresa», en un diálogo en el que la santa y el poeta «parece que se hablan cara a cara, interpuesta solo la reja de la propia conciencia e intercambian palabras que proceden del hondón del alma donde habita el morador».

Además, aseguró que los poemas del libro «hacen surgir a borbotones el mundo inefable de las cosas de Teresa, las grandes y las chicas, que no podían contenerse ignoradas en su celda secreta».

Por su parte, el autor agradeció el esfuerzo de la Diputación y el apoyo recibido por el obispo para sacar a la luz un libro «olvidado» de su bibliografía con más de un centenar de títulos publicados, y antes de dar lectura a una selección de los sonetos del libro, manifestó que esta obra le permitió corregir «el desencuentro de Santa Teresa con los andaluces, a los que afirmó no entender, y yo he intentado hacerme entender por la santa con mis poemas».

Murciano cuenta con una amplia y dilatada obra poética y literaria, que le ha valido la obtención de importantes distinciones como el Premio Nacional de Poesía en 1970, el Premio Nacional de Literatura Infantil en 1982 y el Premio Internacional Atlántida en 2000.