Capacidades diferentes e importantes

Asociaciones y colectivos se reúnen junto al tilo de Fernández Ladreda por iniciativa del Consejo Municipal de Accesibilidad con motivo del Día de la Discapacidad

2

Las ramas del tilo de la avenida Fernández Ladreda extenderán estas navidades un mensaje de respeto y valoración hacia las personas con capacidades diferentes. Junto a este árbol se reunieron ayer decenas de personas que forman parte de asociaciones y colectivos sociales que defienden los derechos de los discapacitados sensoriales, físicos e intelectuales. Fueron convocados por el Consejo Municipal de Accesibilidad, del que forman parte junto a entidades como los colegios oficiales de arquitectos y aparejadores, la Gerencia Territorial de Servicios Sociales y el propio Ayuntamiento, para celebrar, de forma festiva y reivindicativa, el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Representantes de las más de veinte entidades presentes formaron una cadena en la que se entrelazaba la lectura de frases, con deseos, peticiones y palabras de empoderamiento, y la colocación de grandes bolas de Navidad en el tilo que se encuentra en el ensanche de la avenida de Fernández Ladreda, junto a la sede de Bankia. Niños y mayores dejaron claro que la diferencia es un valor que enriquece a la sociedad. Más que de discapacidad se habló de capacidades distintas e importantes.

“No nos conformamos con ser normales, queremos ser felices”, aseguró un portavoz de Apadefim. Así se abrió un recital en el que también se escuchó: “La diversidad hace del mundo un sitio mejor, más agradable y más divertido”; “Todos somos discapacitados alguna vez en nuestra vida; construyamos una ciudad para todos”; “No nos sentimos los mejores pero hay cosas que hacemos bien”; y “La discapacidad nos hace capaces de comprender a los demás”.

El acto contó con la participación de la gerente territorial de Servicios Sociales, Carmen Well, y fue clausurado por el concejal de Servicios Sociales y presidente del Consejo de Accesibilidad, Andrés Torquemada, quien apeló a la necesidad de seguir luchando por unos ciudadanos de pleno derecho que aún encuentran barreras, y abogó por hacer cada vez más extensa una red de ciudadanos “donde todos son importantes”, que muestre que Segovia es una ciudad para todos. Con música y un improvisado baile en la calle concluyó el acto que llevaba el lema “Saber que se puede, querer que se pueda”, y que puso el broche a una jornada solidaria que tuvo varios escenarios.

La celebración tuvo especial resonancia en el colegio Fray Juan de la Cruz, centro específico de atención del alumnado con discapacidades motóricas, donde durante dos semanas han desarrollado acciones de reivindicación social. Alumnos y profesores han hecho un alegato a favor de la integración, y han ensalzado el trabajo de las personas que tanto en el ámbito educativo como el social y asistencial se dedican en cuerpo y alma a la atención de las personas con discapacidad. Para cerrar el proyecto el centro ha creado una animada película de fotografías, donde los protagonistas son todos los alumnos. La película se proyectó ayer en el salón de actos del edificio ‘Santiago Hidalgo’ y puede ser vista por toda la comunidad educativa y la sociedad segoviana en general, enlazando a través de la página web del colegio.

Por otra parte, Aqualia, Gestión integral del agua hizo entrega a la Asociación de Parálisis Cerebral y Discapacidades Afines de Segovia (ASPACE) de un cheque simbólico para la adquisición de aparatos adaptados para niños discapacitados que se instalarán en áreas de juegos infantiles de la ciudad.