Un grupo de estudiantes respondió a la invitación de Publicatessen para celebrar su particular ‘Nochevieja’. / E. A.
Publicidad

Un grupo de estudiantes del campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid se han reunido para celebrar su particular despedida del año, tomando doce gominolas al ritmo de unas campanadas que emulaban el ritual de la Puerta del Sol que millones de españoles siguen desde sus hogares por las televisiones en la noche del 31 de diciembre.

Las ‘Campanadas universitarias’ han sido organizadas por los responsables de Publicatessen que con esta y otras actividades similares quieren mantener latente a lo largo de todo el curso el espíritu de este festival y reforzar su carácter abierto a toda la comunidad educativa.

La fiesta se celebró a las doce de la mañana en el bar La Zapatería, situado junto al campus, que fue ambientado con los colores y símbolos de la imagen corporativa de la undécima edición de Publicatessen. Con el reparto de docenas de gominolas se recogieron aportaciones destinadas a los gastos de organización del festival.

La cuenta atrás hasta llegar a la hora clave fue marcada desde una gran pantalla donde a las 12.00 se proyectó la imagen del reloj de la Puerta del Sol y comenzaron las doce campanadas de la particular nochevieja de los estudiantes.

Felicitaciones

El departamento de Responsabilidad social corporativa de Publicatessen también ha organizado estas navidades el envío de felicitaciones a los ancianos de la residencia de las Hermanitas de los Pobres. Son cartas personalizadas, cada una dirigida a un residente y escrita por un estudiante del campus María Zambrano, según han explicado Pedro Fúnez y Patricia Pando, presidente y vicepresidenta del certamen.