Caja Segovia dice alegrarse “muchísimo” del acuerdo entre Caja España y Caja Duero

El presidente de la entidad segoviana, Atilano Soto, revela que la próxima semana se retomarán las negociaciones con otras cajas

0

El presidente de la Caja de Ahorros de Segovia, Atilano Soto, afirmó ayer que se alegra «muchísimo» de que se haya cerrado la fusión entre Caja España y Caja Duero, aunque no ha desvelado cuál será el futuro de la entidad segoviana, de momento de la mano con Caja Ávila.

Soto ha añadido que «siempre había tenido la sensación de que eso tenía que terminar bien», desde que desapareció del escenario de la negociación Caja Burgos, y ha considerado que «ha fructificado» la urgencia impuesta por el Banco de España y la Junta de Castilla y León.

Aunque no ha querido entrar más en detalles, al argumentar que desconoce el acuerdo, Soto ha insistido en que «un retroceso sería un mal acontecimiento en esos niveles de aquiescencia, cuando se han enseñado las cartas desde dentro».

Sobre la posición de Caja Segovia, el presidente del consejo de administración ha dicho que «no estamos cerrados a ninguna fórmula» y ha subrayado que caminan juntos con Caja Ávila, «de una manera bastante uniforme».

Soto ha reconocido que hay cierto disgusto porque Caja Burgos, con quien también se habían abierto contactos, haya dado pasos para crear el Sistema Institucional de Protección (SIP) del Grupo Banca Cívica, que conforma junto con Caja Navarra (CAN), Caja Canarias y Sa Nostra.

A Caja Segovia, en opinión de su presidente, le habría gustado que Caja Burgos «hubiera esperado para contemplar nuestras posibilidades e intentar no disociarnos».

Con Caja Ávila de la mano, de momento, según Soto, a Caja Segovia le gustaría encontrar un acuerdo, «empezando desde dentro de la Comunidad de Castilla y León, para luego abrir una puerta grande para que el producto financiero pueda ofrecernos salidas».

Los contactos con otras entidades, abiertos incluso a las de otras comunidades, siempre bajo la tesis de la integración, se reanudarán la próxima semana, según Soto, quien ha añadido «que habrá más prisa que pausa, celeridad, pero con una prudencia exquisita y un rigor por un futuro firme, fuerte y duradero”.