Caja Rural y Cruz Roja se unen para ofrecer servicios de teleasistencia

La entidad de ahorro financiará a sus clientes la cuota que deben pagar mensualmente los usuarios del programa, al que ya están adscritas cerca de 600 personas en la provincia

8

Cruz Roja Española y la Fundación Caja Rural firmaron ayer un acuerdo de colaboración para impulsar en Segovia el servicio de teleasistencia a personas mayores, discapacitadas y enfermas crónicas.

La directora de la Fundación Caja Rural, Beatriz Serrano, se felicitó de que ambas entidades se hayan unido en un proyecto que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida a diversos colectivos vulnerables. De acuerdo a las explicaciones ofrecidas por la propia Serrano, la Fundación Caja Rural financiará, en un porcentaje variable, el servicio de teleasistencia para sus clientes.

Por su parte, el presidente provincial de Cruz Roja Española, José Luis Moreno, recalcó que la teleasistencia tiene un carácter preventivo, pues se resuelven posibles situaciones de riesgo que pueden tener los usuarios. Moreno explicó que los participantes en el programa disponen de un dispositivo de telefonía fijo —y a medio plazo también móvil— que les puede mantener conectados las 24 horas al día durante los 365 días de año con una central. Estos usuarios, si estiman que se consideran en una situación de riesgo, pueden pulsar el botón del dispositivo, que habitualmente llevan a modo de pulsera o medallón, e inmediatamente son atendidos, desde la central. A renglón seguido, el operador que recibe la llamada decide cómo actuar, pudiendo optar por avisar a la familia del usuario, a los servicios médicos o a otros profesionales. Montero quiso también destacar que, además de esa comunicación telefónica, Cruz Roja desarrolla otros programas con personas mayores, discapacitados y enfermos crónicos. “Nuestros técnicos y voluntarios hacen una gran labor de acompañamiento de esas personas”, insistió. A ese respecto, dijo, como ejemplo, que en infinidad de ocasiones acompañan a pasear a esas personas mayores o echan con ellos una partida de cartas.

En la provincia de Segovia, Cruz Roja Española lleva ya casi dos décadas prestando el servicio de teleasistencia. En la actualidad, cerca de 600 personas disfrutan de él, en su mayoría (cerca del 80%) en Segovia capital. Los usuarios del servicio deben abonar una cuota mensual de 25 años. Con el acuerdo ayer firmado con la Fundación Caja Rural, Cruz Roja espera extender la teleasistencia por toda la provincia, especialmente localidades de pequeño número de habitantes con escasos servicios sociales.

En su intervención, Serrano recordó que el mundo rural sufre un grave problema, el de la despoblación, al que va asociado el de la soledad que sufren las personas mayores residentes en los pueblos. En referencia a este programa de teleasistencia, la directora de la Fundación Caja Rural explicó que su entidad establecerá un baremo para decidir qué porcentaje del gasto del servicio de teleasistencia abonará a sus clientes. En el caso de que un usuario tenga unos ingresos anuales inferiores a 11.000 euros, la Fundación Caja Rural le pagará el 50% del servicio de teleasistencia; en el caso extremo, el de aquellos con ingresos superiores a 35.000 euros, el porcentaje descenderá hasta el 5%.

Por otra parte, desde la Fundación Caja Rural se congratularon de, en un breve espacio de tiempo, haber colaborado en dos proyectos con Cruz Roja Española. Además del ayer firmado, la Fundación Caja Rural llevó a cabo, durante la pasada Navidad, una campaña para que los escolares escribieran dos cartas a los Reyes Magos, una para sí y otra para un niño necesitado. La Fundación Caja Rural se comprometió a entregar un euro por cada carta recibida, y en los últimos días ha procedido a dar donativo, de 500 euros.