Bolas navideñas para la visibilidad de la discapacidad

Asociaciones y colectivos protagonizan una concentración junto al tilo de Fernández Ladreda por iniciativa del Consejo Municipal de Accesibilidad

1

“Ni más ni menos, todos iguales”. Esta sencilla frase pronunciada por la simpática Andrea Domingo, en representación del Consejo de la Infancia de Segovia y de ASIDOS (Down Segovia) describe muy bien el acto, entre reivindicativo y festivo, celebrado con la finalidad dar visibilidad a las personas con discapacidad y mostrar el apoyo de la sociedad segoviana en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

En este acto organizado desde el Ayuntamiento como iniciativa del Consejo Municipal de Accesibilidad participaron representantes de asociaciones que defienden los derechos de discapacitados sensoriales, físicos e intelectuales, representados en el citado consejo, así como entidades como los colegios oficiales de arquitectos y aparejadores, la Gerencia Territorial de Servicios Sociales y el propio Ayuntamiento. Todos ellos han elegido una frase para hacer patente esa visibilidad y cada una de ellas tiene su propia bola navideña, que fue colocada en el tilo que se encuentra en el ensanche de la avenida de Fernández Ladreda, junto a la sede de Bankia.

El concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada, explicó que el mensaje era “salir a la calle e invitar a los segovianos a que participen”. Además de recordar que la legislación española y las convenciones internacionales suscritas por el Reino de España garantizan la igualdad de derechos, Torquemada señalo que “todos debemos ser conscientes de las necesidades que tienen personas con alguna discapacidad, y el apoyo de toda la sociedad porque la diversidad la enriquece”.

El acto fue presentado por la periodista Yolanda Fernández y contó con la presencia de la alcaldesa, Clara Luquero, y concejales de los grupos municipales socialista y popular. El primero en intervenir fue Antonio Tapias, presidente de Apadefim, que en el cincuenta aniversario de la asociación de discapacitados físicos y mentales, recitó la frase “gracias a la energía de tus pasos hemos conseguido crecer contigo”. Recordó que todos los presentes trabajan “por conseguir el futuro que todos queremos”.

Desde Asefas (Asociación Segoviana de Familias y Amigos del Sordo), su representante afirmó que la discapacidad no es excluyente sin enriquecedora “y hay que sacarle provecho, de todo se aprende”.

María Antonia Gómez, de la Coordinadora de Discapacitados de Castilla y León, señaló que “igualdad es lo mismo que libertad”. Eso es lo que persiguen los discapacitados segovianos, en la accesibilidad de la ciudad, en el trabajo, etc, añadió.

Un joven de Apadefim, Esteban, leyó el mensaje del Colegio de Aparejadores: “Cógeme de la mano para caminar conmigo, no para ayudarme a caminar. Segovia accesible para todos”. Por su parte, el presidente de la demarcación segoviana del Colegio de Arquitectos, Juan Antonio Miranda, abobó precisamente por hacer de Segovia una ciudad realmente accesible, recordando que que tiene muchas escaleras y desniveles por vencer.

El mensaje de Frater es el de su fundador: “Nuestras capacidades superan nuestra limitaciones”. Desde esta fraternidad cristiana de discapacitados, María José del Río, explicaba poco antes del acto que el objetivo es “concienciar y sensibilizar a la población segoviana porque el colectivo de personas, con diferentes discapacidades, queremos estar integrados de pleno derecho en la sociedad”.

La gerente territorial de Servicios Sociales, Carmen Well, habló de romper barreras y abrir las puertas para conseguir una sociedad inclusiva y aseguró que en ese sentido trabajan todas las administraciones juntas en Segovia.

Eliminar las barreras con ilusión, es el lema de la ONCE, mientras desde la asociación Miastemia sus representantes indicaron que “a pesar de nuestro cansancio, querer es poder” y María de Pablos, de Aspace (Asociación para la Atención a las Personas con Parálisis Cerebral) afirmó “deja que los límites me los ponga yo, no nos limitéis vosotros”.

Esta concentración prenavideña, que se celebra por segundo año consecutivo, fue seguido por numeroso público, entre el que destacaban en número, integrantes de Apadefim y del centro público de educación especial ‘Nuestra Señora de la Esperanza’.

Este año el Día Internacional tenía por objetivo la tecnología, y representantes de asociaciones segovianas destacaron la importancia que tienen aplicaciones tecnológicas para mejorar la calidad de vida de los discapacitados, pero también para la investigación.