Los nuevos residentes posan con la junta directiva del colegio de Médicos liderada por Enrique Guilabert, el director de la Fundación Científica, José Hernández, y el doctor Antonio Blanco Mercadé. / E. A.
Publicidad

El Colegio de Médicos de Segovia ha clausurado los actos de la semana de fiestas en honor a la Virgen del Perpetuo Socorro, patrona de la organización colegial, con un acto de bienvenida a los MIR que inician su Residencia en Segovia. Distintas generaciones de médicos se han dado cita en el Hotel Cándido, donde los veinte nuevos MIR han sido recibidos por el presidente del Colegio de Médicos, Enrique Guilabert, y por la vocal de Médicos en Formación, la doctora Olena Kushnirenko. Acto seguido, la veintena de residentes de primer año, que ingresan en las especialidades de Medicina Interna, Pediatría, Medicina de Familia, Neurología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Oftalmología, Radiodiagnóstico, Cirugía y Traumatología, Urología, Ginecología y Obstetricia, Hematología, Anestesia y Nefrología, han tenido ocasión de escuchar las ponencias del doctor Antonio Blanco Mercadé y, posteriormente, de Concepción Manrique. Mientras el presidente de la Comisión de Bioética de Castilla y León y miembro de la Comisión Central de Deontología de la OMC habló de la responsabilidad del MIR, haciendo especial hincapié en el factor deontológico, la secretaria General del Colegio de Médicos de Segovia dio a conocer a los recién incorporados el Programa de Atención al Médico Enfermo.