8_1-cat
El edificio del CAT, aún pendiente de su conclusión, albergará el proyecto de innovación tecnológica./ NEREA LLORENTE
Publicidad

Las declaraciones realizadas por la portavoz municipal del PP Raquel Fernández  en las que ponía en duda el control de los gastos de la primera etapa del desarrollo del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT) en 2006 no han sentado nada bien en el equipo de Gobierno, que ayer aprovechó la comparecencia semanal de la alcaldesa Clara Luquero no solo para reiterar la transparencia en la gestión  de este proyecto, sino para lanzar una dura diatriba contra la “obsesión” de los populares por un proyecto al que en su opinión no han dejado de poner “piedras en el camino” desde su inicio.

Luquero ,  acompañada del todavía concejal responsable de Empleo y Desarrollo Tecnológico José Bayón,  lamentó que el Partido Popular “vuelva a las andadas con el CAT con algo de 2006 que está completamente justificado y auditado por la Intervención Municipal, la Intervención General del Estado y por el Tribunal de Cuentas”. “Tenemos todos los parabienes de estos organismos –explicó la alcaldesa- por lo que si en el grupo Popular existe alguna duda, si quieren que lleven a los tribunales al Gobierno, que parece que es lo único que les queda”.

Además, la alcaldesa señaló que el CAT “no es sólo un edificio, sino un proyecto relacionado con la innovación del que han salido iniciativas como el 3DWire (refiriéndose al festival internacional de animación), así que no nos volvamos locos”.

Más prolijo en sus explicaciones y en sus críticas fue el edil José Bayón, que además añadió que los gastos cuentan también con el beneplácito de la Comisión Europea, ya que parte del dinero invertido en la primera fase procede de fondos europeos, y por ello pidió al PP que “si tanto problema tiene, que denuncie y siga haciendo el ridículo para que les conozcan en todas partes”.

El concejal socialista calificó de “lamentable” la actitud del PP y aseguró que el grupo municipal en el ayuntamiento  es “un conjunto vacío, porque entre los ocho concejales no han hecho ni una propuesta en tres años y medio y vienen a los plenos a hacer turismo; sólo les falta el mapa y la cantimplora. No aportan nada y empobrecen a la ciudad”.

Además, señaló que en  su “obsesión” contra el proyecto del CAT, en la etapa de Gobierno de Mariano Rajoy, el PP “ha puesto todo su empeño en boicotear este proyecto desde la Secretaría de Estado correspondiente”.

Bayón señaló que su marcha del equipo de Gobierno para incorporarse a la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) le impedirá  poder “rematar” este proyecto, pero precisó que “no me iría si no estuviera seguro de que va a tener contenido”, e invitó al PP y al resto de grupos municipales a la “reflexión” para saber  “qué es lo que necesita la ciudad”. “A estas alturas ya habría empresas trabajando si el edificio del CAT estuviera terminado –aseguró- pero durante este tiempo ha habido muchas piedras en el camino colocadas por una oposición destructiva, estéril y carente de ideas”.

Compartir