bomberos-carambanos
Los Bomberos de Segovia y la Policía Local estuvieron todo el día retirando carámbanos de hielo de las cornisas y los balcones para evitar accidentes. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La nieve y el hielo siguen siendo protagonistas en Segovia y provincia y, si se cumplen las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, antes de que desaparezcan los restos de la última gran nevada volverá todo a cubrirse de blanco en los próximos días.

Por ello, el Ayuntamiento de Segovia volverá a repartir fundentes para que los vecinos de la capital puedan hacer frente a los nuevos episodios de nieve y hielo. Para ello, el punto limpio del Vallejuelo (calle Guadarrama, 64) estará abierto hoy desde las ocho de la mañana y hasta las ocho de la tarde. “De esta manera se pretende evitar la acumulación de vehículos a las puertas de la nave de FCC que dificultan la salida de las máquinas quitanieves”, explican desde el propio Consistorio.

En cuanto al operativo de nevadas municipal, “sigue activo y en nivel de alerta con los medios materiales y humanos, así como los fundentes, preparados para intervenir en cuanto sea necesario”.

Por lo que respecta a la jornada de ayer, los operarios municipales siguieron limpiando las calles y repartiendo sal, para evitar más placas de hielo. Asimismo, los agentes de la Policía Local y los Bomberos estuvieron todo el día retirando carámbanos de las cornisas y los balcones, ya que suponen uno de los mayores peligros para los viandantes.

Ya en la provincia, casi todas las carreteras de la red segoviana estaban abiertas al tráfico, con la única excepción de la SG-500 —entre el pk 0 y el 18, desde el polígono industrial de El Espinar hasta el límite con la provincia de Ávila— y la carretera provincial SG-V-7212 —del pk 0 al 8,4—, en la zona de las curvas de Las Navillas, aunque existía un acceso alternativo al pueblo. Estas vías estaban cerradas en los dos sentidos, al estar la calzada “intran- sitable”, según la información publicada por la DGT.

Durante la jornada hubo incidencias en otras vías, cortándose el tráfico rodado en algunos momentos o prohibiendo el paso a camiones. Además, la presencia de hielo y nieve en toda la provincia obligó a extremar la precaución en la red viaria, medidas que deben continuar hoy.

Aunque no hubo mayores incidencias, el hielo sí que afectó a cuatro rutas escolares, por lo que 40 alumnos de los nueve núcleos de población de Torrecaballeros, Prádena, El Espinar y Segovia no pudieron acudir a clase —en los centros CEIP Marqués de Lozoya, CEO La Sierra, IES María Zambrano, CIFP Felipe VI y CEIP Carlos de Lecea—. A ellos se sumaron otros 47 alumnos, no usuarios del transporte escolar, que tampoco asistieron, por lo que, en total, la cifra de ausentes ascendió a 87 estudiantes de Primaria y Secundaria en el día de ayer, según los datos de la Junta de Castilla y León.

Respecto a los centros de saludo, la jornada transcurrió con normalidad en los 16 centros de Atención Primaria de la provincia. Tan solo se registraron incidencias en la Zona Básica de Salud de Sepúlveda, donde se cancelaron las consultas en los consultorios médicos locales de Ventosilla-Tejadilla, Castroserna, Santa Marta, Duruelo y Duratón.

En cuanto a las urgencias atendidas en el Hospital General de Segovia, desde el martes y hasta las 13.30 horas de ayer, se habían atendido una treintena de urgencias traumatológicas, provocadas en su mayoría por caídas debido al hielo.

Las heladas y las nuevas nevadas marcarán los próximos días

Para la jornada de hoy se espera un descenso en la probabilidad de precipitación en forma de nieve en toda la Comunidad, pudiendo producirse nevadas débiles en el extremo nordeste con acumulación de hasta 5 centímetros. En el resto de sistemas montañosos la probabilidad de nevadas será baja. Cota de nieve por encima de los 400 metros. Temperaturas mínimas en descenso, mientras que las máximas permanecerán sin cambios o en ligero ascenso. Las heladas serán generalizadas en toda la región. La Aemet prevé para los próximos días en Segovia temperaturas mínimas de hasta -9 grados centígrados.

Mañana viernes se espera un aumento en la probabilidad de precipitación en forma de nieve, principalmente en el extremo norte de la Comunidad, donde se podrán superar los 10 centímetros de espesor. También podrán verse afectadas, en menor medida, zonas de meseta, donde se podrán alcanzar espesores de 3 centímetros. Las heladas seguirán afectando a todo el territorio de Castilla y León.