AVRAS reclama la reurbanización del eje Marqués del Arco-Daoíz

La Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado ha presentado al pleno un escrito en el que solicita al Gobierno municipal que “remate dignamente” el ARU de Canonjías

1

La Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado (AVRAS) ha presentado ante el pleno municipal, un escrito de reclamación para que se acometan durante el actual ejercicio las obras de reurbanización del eje viario que forman las calles Daoíz y Marqués del Arco, junto a la plaza de la Merced. En este sentido, solicita que se incorpore una partida presupuestaria en el capítulo de inversiones del Presupuesto General para 2017.

Con este escrito, la asociación quiere recordar al Ayuntamiento lo que califica de “asignatura pendiente”, la reurbanización de una de las zonas más transitadas por los visitantes de la ciudad, al suponer el recorrido más utilizado y directo para llegar desde la Plaza Mayor al Alcázar. Se trata además de una actuación en el eje viario más importante del ámbito del programa de regeneración urbana (ARU) de Las Canonjías.

Sin embargo, AVRAS señala que su estado “puede calificarse de deplorable e incluso hasta peligroso en alguno de sus elementos, ofreciendo una pésima imagen de nuestra ciudad”. Indica, por ejemplo, la presencia de “amasijos de cables de electricidad, telefonía y fibra óptica” que se encuentran desde hace varios años atados, ‘provisionalmente’, a los balcones y fachadas de las viviendas, con las cajas y registros colgando y, en algunos casos, semiabiertos con el consiguiente riesgo.

En cuanto a las conducciones de redes de abastecimiento y saneamiento, asegura la asociación que “llevan innumerables años sin renovarse por lo que cabe calificarlas de completamente obsoletas y es más que probable que presenten fugas, a juzgar por la tierra que llega hasta los filtros de los grifos de las viviendas”.