Imagen del Acueducto en un atardecer en los que es posible contemplar miles de vencejos revoloteando. / n. llorente
Publicidad

Ayer viernes 7 de junio se celebró por primera vez el Día Mundial del Vencejo, una iniciativa internacional a la que se ha unido SeoBirdLife en el marco de su campaña ‘Aves de Barrio’, cuyo objetivo es lograr ciudades «más verdes, biodiversas, amables y saludables», según ha informado la ONG.

Los vencejos, según ha destacado la organización, son aves «muy características» de las ciudades, «todo un ejemplo» de adaptación a los entornos urbanos y «muy beneficiosas» para el ser humano. Estas aves viven volando durante meses o incluso años, sin detenerse para comer, beber o descansar, únicamente para criar o evitar fenómenos meteorológicos extremos.

En su primer año de vida, pueden pasar hasta diez meses volando sin parar, por lo que tienen unas adaptaciones al vuelo que no se ven en ninguna otra ave. Los vencejos recorren miles de kilómetros de distancia hacia sus cuarteles de invernada en África, donde pasan todo el invierno hasta que regresan en primavera a las ciudades.

En España habitan seis especies distintas: el vencejo común, el vencejo pálido, el vencejo moro, el vencejo real, el vencejo unicolor y el vencejo cafre.

Según las estimaciones de Seo/BirdLife, al menos 150 parejas de vencejo cafres han cruzado el Estrecho para pasar unos meses «en la cada vez más cálida» España, mientras que para el vencejo moro su población se estima en menos de 100 parejas.

La presencia de estos dos vencejos es uno de los indicadores que se están analizando en los trabajos de Ciencia Ciudadana de Seo/BirdLife para elaborar el Atlas de las Aves en Época Reproductora. «Su presencia revela que ahora existen unas condiciones que no se daban antes», asegura la organización. La organización advierte de que, en ocasiones, al llegar desde África, los vencejos se encuentran con sus zonas de cría destruidas por obras de rehabilitación o las obras comienzan con los vencejos en el interior de sus nidos, «donde morirán emparedados». «En estas situaciones observaremos la desesperación de los vencejos adultos por encontrar la desaparecida entrada a sus nidos», lamenta.
Para evitar estas situaciones, Seo/BirdLife y el Ayuntamiento de Segovia editaron en 2018 la guía ‘Conservación y fomento de la biodiversidad en obras de rehabilitación y reforma de Segovia’.

«En algunos países y ciudades ya existen requerimientos legales que deben cumplirse en cualquier obra que pueda afectar a la biodiversidad urbana, sin duda uno de los retos en los que debemos avanzar en nuestro país. Mientras llega ese día, celebraremos el Día Mundial de los Vencejos», concluye la ONG.